Asociacion de tramers para tramers ¡¡¡TRAMERS DEL MUNDO UNIOS!!!

Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Que te ha parecido el capitulo?

0% 0% 
[ 0 ]
0% 0% 
[ 0 ]
0% 0% 
[ 0 ]
0% 0% 
[ 0 ]
0% 0% 
[ 0 ]
100% 100% 
[ 3 ]
0% 0% 
[ 0 ]
 
Votos Totales : 3

Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por Dragonfox Expion el Lun 18 Abr 2011, 19:46

ola a todos. provablemente no me conoscais pero ya llevo un tiempo inscrito en este foro, bueno sin mucho rodeo les dejo mi historia la cual he empesado hace muy poco, espero que les guste Very Happy ... si no, los vere en el infierno wajajajajajajajaja¡¡¡¡¡ Twisted Evil Twisted Evil Twisted Evil
bueno aki les dejo el primer capi de mi historia.


Amor prohibido, pecado mortal

Prologo

Que se hace cuando todo en tu vida queda patas arriba, cuando conoces a alguien que cambia tu mundo totalmente. Jamás me imagine que podría pasarme algo como lo que me paso, pero dicen que tarde o temprano siempre llega y al parecer eso me incluye a mí a pesar de ser lo que soy. Ella entro tan inesperadamente en mi vida y ahora no puedo dormir sin pensar en ella. Ups pero que mal educado soy, olvide presentarme. Mi nombre es Expion y soy un demonio, uno que se enamoro de un imposible, un ángel. Esta es mi historia.

Capitulo 1: Un nuevo miembro en el equipo

Por Expion:

En alguna parte del desierto en una cueva aparentemente vacía…

Era una noche normal, con la rutina de siempre, yo observando como mis compañeros se divertían mirando por el espejo las desgracias que ellos les provocaban a los humanos y yo como siempre, sentado en mi lado de la cueva, aburrido ya que no compartía el sentido de la diversión de mis compañeros, por lo que me recosté cruzando mis brazos por detrás de mi cabeza a modo de almohada y cerré mis ojos hundiéndome en mis pensamientos para ver si así podría matar tiempo aunque la luz de las pocas antorchas que iluminaban la cueva me molestaban un poco.
— Oye Expion — dijo uno de mis compañeros sacándome de mis pensamientos.
— ¿Eh?
— Deja de pensar tanto y ven a ver esto, Lurk la ha armado buena esta vez — dijo Raven el demonio más alto de nuestro grupo, al menos 2 metro media y también el único gárgola de nosotros lo cual le hacia creerse un poco superior a nosotros por ser el único que podía volar, era el que peor me caía ya que siempre me estaba invitando a ver sus tonterías aun sabiendo que yo no quería — a provocado un incendio en una casa de ricachones… con ellos dentro, jajajajaja deberías ver como agonizan por las llamas.
— Gracias pero paso — le respondí lo mas tranquilo que pude, ya que siempre me esta fastidiando cuando estoy sumido en mis pensamientos o simplemente cuando le da la gana, me saca de quicio — ya sabes que eso a mí no me interesa.
— Pero si incluso estaban en medio de una fiesta y más de la mitad de la gente que había dentro ha quedado atrapada — me dijo insistiendo en fastidiarme la noche más de lo que ya estaba — ¿Cómo no puede interesarte? — Sin duda alguna buscaba enfadarme y lo estaba logrando — vamos, no seas aguafiestas.
— ¿Enserio? — dije fingiendo interés — pues en ese caso… paso.
A Raven no le gusto mi chiste pero se calmo al oír la voz de alguien que se encontraba en la entrada de la cueva.
— Raven ya sabes que Expion no comparte tu sentido de la diversión. — dijo aquel sujeto con una voz la mar de siniestra y yo solo conocía a un sujeto con ese tipo de voz — Así que ya deja de molestarlo a menos… que quieras iniciar una pelea con él.
Era nuestro maestro Black Hart quien como de costumbre reprendía a Raven ya que no le gustaban las peleas en nuestro grupo por una razón en especial. Yo mientras tanto sonreía al ver la cara de terror que tenía Raven ya que él sabía muy bien que en un combate yo le ganaría sin ninguna dificultad.
— e… ee… no maestro… yo solo… intentaba llevarme bien con Expion… invitándolo a ver algo entretenido… ya sabe… como él esta siempre solo — dijo Raven pero esa respuesta no se la creía ni él mismo.
— Si Expion esta solo es porque el quiere no es necesario que te preocupes tanto por él ¿entendido? — le dijo Black Hart con el mismo tono de voz de siempre, siniestro.
— Si maestro — respondió mientras hacia una reverencia.
— Y como de costumbre Lurk hacia acto de presencia reverenciándolo con una sonrisa en la cara, como una mascota que ve a su amo — Maestro, a que se debe el honor de su visita — tan pelota como siempre.
Lurk era el mas joven de nosotros, se nos había unido hará ya unos 5 años cuando el maestro le trajo, el era una especia de serpiente antropomórfica con pinchos en la punta de la cola y dos cuernos en su cabeza y otro en su nariz, era el único que me caía un poco bien, pero también me fastidiaba, aunque no tanto como Raven, que si no fuera porque el maestro siempre nos dice que nos necesita a todos vivos, yo ya me hubiera encargado de el hace ya mucho tiempo.
— Antes de decir nada… tiene que estar todo el equipo, ya que esto los concierne a todos. — Nos dijo el maestro con cierto tono de seriedad, era la primera vez que le veía así, sin duda lo que fuera a decirnos no le gustaba mucho — ¿En donde esta Skar? — pregunto al notar la ausencia del susodicho.
— Ha ido a divertirse al pueblo de al lado, ya debería estar por llegar. — respondió Lurk todavía reverenciándolo. Sin duda alguna Lurk debería ser el que mejor le cae a Black Hart, ya que siempre esta haciendo todo lo que el quiere y obedeciendo a todo lo que él le ordena, era como su perrito faldero… patético.
— Ya veo, mmm… — dijo Black Hart meditando lo que acababa de oír — pues en ese caso creo que podemos seguir sin él. — cuando dijo eso note que una sonrisa maquiavélica se dibujaba en la cara… siempre me dan escalofríos esas sonrisas suyas… sin duda, la idea de deshacerse de nosotros le hacia mucha gracia — He hablado con el maestro Lucifer y ha aprobado mi sugerencia de que se nos una un miembro más para compensar la perdida de Pirz el años pasado.
Todos quedamos perplejos, incluso yo, ya que jamás pensamos que aprobarían esa sugerencia con tanta rapidez, para todos eso era una sorpresa.
— ¿Enserio maestro? — Dijo Raven cambiando su expresión de sorpresa, a euforia — Muchas gracias maestro, sin duda eso nos vendrá bien en el equipo, porque Expion es un aburrido.
— ¡Hey! — En ese momento le fulmine con la mirada ya que no me hizo ni pizca de gracia su comentario.
Lurk bueno algo divierte pero solo de vez en cuando — Lurk simplemente ignoro ese comentario — y Skar, bueno Skar casi nunca esta en la cueva, por lo que como podrá ver, maestro un guerrero más nos cae de perlas. — termino de decir con una sonrisa de oreja a oreja, bueno, claro, si eso es posible.
— Antes de responder note como Black Hart sonreía maquiavélicamente, lo cual me causo otro escalofrió — Me alegro de que les guste la noticia, pero deberían saber que para que este nuevo miembro se una, tiene una condición.
— ¿Una condición? — dijimos todos al unísono
Todos estábamos estupefactos con las palabras dichas por el maestro, y si mi instinto no me falla… y según por como sonrió Black Hart… creo saber cual es esa condición… y eso me excitaba un montón.
— Si, una condición, y una muy aceptable. — nos decía con esa sonrisa aun en su cara.
— ¿Y cual es esa condición si se puede saber? — pregunte de tonta manera ya que yo ya sabia cual era la condición. Pero quería que se notara mi excitación por la oferta — Y sobre todo ¿Cuál es el nombre del nuevo? por que tiene un nombre ¿Verdad? — Todos me miraron en ese instante ya que no había hecho acto de interés hasta ese momento, y yo note como Black Hart ampliaba más su sonrisa al ver mi repentino interés en el nuevo integrante.
— Me alegra que te interés Expion, — me dijo, mientras me miraba con intriga… como si esperara algo de mi — pero creo que será mejor que sea él quien os lo diga, o debería decir ella.
— ¿Eh? — dijimos todos al unísono. Eso definitivamente nos tomo desprevenidos por que… ¿una chica?... ni siquiera yo me lo esperaba.
— Así que ¿Esta es la base del grupo Black Demont?... Creí que seria un lugar más acogedor… pero veo que me equivoque… — dijo una voz femenina que provenía desde fuera de la cueva — esto es un cuchitril en toda regla. — inmediatamente salimos todos.
— ¿En donde esta? — dijo Raven mirando para todos lados sin encontrar nada.
— Debe estar en algún lado, puedo sentir su presencia — dijo Lurk intentando encontrar a la dueña de aquella voz.
— Jajajaja… ¿Qué pasa? ¿No podéis encontrarme? — dijo de nuevo aquella voz, esta vez pude percibir de donde provenía.
— Ya veo… así que utilizas la oscuridad de la noche para ocultarte y atacar por sorpresa a tu enemigo… — le dije demostrando mis habilidades sensoriales — muy astuto la verdad.
Vaya, veo que eres muy intuitivo, además de listo, — respondió divertida por mi comentario — no como tus compañeros, que se nota que no saben ni donde están parados. — dijo con la clara intención de alterar a Lurk y a Raven.
— ¡Oye! — dijeron los dos molestos… sin duda estaba logrando lo que se estaba proponiendo.
— Pero no resuelve el hecho de que no has dicho ni tú nombre, ni la condición que exiges para unirte a nuestro grupo. — le dije con toda serenidad, pero mostrando gran interés, sin duda esto se iba a poner interesante.
— ¿Enserio? Oh pero que descortés por mi parte, — respondió ella con notable sarcasmo — déjame que me presente, mi nombre es Dark Moon, pero puedes llamarme Dark y quiero unirme a vuestro grupo, pero con una condición.
— ¡¡Si pero ¿Cuál es?!! — grito Raven, ya que al parecer había perdido la poca paciencia que tenia, y Lurk parecía estar apunto de perderla, ya que para ambos la paciencia no era su virtud mas fuerte.
— ¡¡Y sobre todo!! ¡¡ ¿En donde coño estas?!! ¡¡Muéstrate!! — rectifico ya la había perdido.
— Todo a su tiempo, todo a su tiempo, — dijo con toda calma, parecía no afectarle la perdida de nervios de mis dos compañeros — primero, mi condición es que me tenéis que derrotar en batalla. De esa forma sabré si estáis a la altura de mis habilidades.
— Grrrrrrrrrrrrrr… ¡¡ ¿eso es un insulto maldita zorra?!! — grito Raven con la notable intención de devolverle sus insultos… grave error.
— Sssssssss… ¡¡por que no nos dices donde estas, para que podamos darte una paliza maldita perra!! — grito Lurk, imitando a Raven… otro gran error.
— Yo que tú no habría dicho eso. — les advertí para ver si podía al menos lograr que estuvieran atentos a un ataque.
— ¡¡ ¿Por qué?!! — me gritaron los dos dejándome en claro… que no logre lo que me proponía.
— ¡¡¡Cuchilla de la oscuridad!!! — grito Dark desde detrás de Lurk, con notable furia.
— ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Waaaaaaaaa!!!!!!!!!! — grito Lurk volando unos metros hacia adelante de él
— ¿Eh? ¿Dónde esta? — dijo Raven, alarmado por ver lo que le paso a Lurk.
— ¡¡¡¡Estrella de la oscuridad!!!! — volvió a gritar Dark, esta vez, a la izquierda de Raven.
— ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Waaaaaaaaa!!!!!!!!!! — grito Raven volando varios metros cayendo un metro al lado de Lurk.
— Por que ella estaba justo en medio de ustedes dos. — les dije, pero por desgracia, mi aviso llego demasiado tarde.
— Y… nos… lo… dices… ahora… — esto fue lo último que dijeron antes de caer inconscientes.
— A mi, nadie me llama ni zorra, ni perra, tontos del culo. — dijo Dark la dejaba notar en su voz la furia que sentía.
— Sin duda eres muy fuerte, has logrado noquear a esos dos con un movimiento. — le dije totalmente sorprendido, era la primera vez que veía a esos dos caer tan rápidamente.
— Bueno supongo que ya que uno de vosotros no esta y que esos dos estarán durmiendo un buen rato, — me dijo, esta vez más calmada, pero lo que me ponía nervioso… era como me miraba — eso nos deja a nosotros dos solos guapo. — su voz esta vez sonaba con un ligero tono de seducción.
— Si pero antes de cualquier cosa. — dije yo.
— ¿Qué? — pregunto ella, al parecer esperando que dijera algo que ella quería.
— ¡¡¡Meteoro de fuego solar!!! — grite cargando mi ataque, cerrando mis ojos y disparando en su detención.
— ¡¡Aaaaaaah!!... Un momento no me has dado.
— Por que no era a ti a quien apuntaba.
— ¿Eh?
— Mírate — le dije ya que al parecer no se había dado cuenta de mi objetivo.
— ¡¿Pero como?! ¡Mi camuflaje! ¡¿Cómo has roto mi técnica?! — me dijo muy sorprendida.
— Muy simple, como dije antes usas la oscuridad de la noche para ocultarte y atacar a tus enemigos sin ser vista… pero olvidaste un detalle importante.
— ¿Cuál? — me respondió, ahora con un repentino interés por mis deducciones.
— Estamos en luna llena y eso significa que solo puedes usar las sombras para ocultarte y tomando en cuenta que nuestra cueva esta justo debajo de la sombra de una enorme roca, — hice una pausa para que pudiera mirar atrás de ella — solo tuve destruirla para poder verte. — le dije con total seguridad, para que se diera cuenta de que no hablaba con un peso ligero como mis compañeros.
— Mmmm… — note como la expresión de su rostro cambiaba… y no a la expresión que yo esperaba — además de apuesto, listo e intuitivo, eres inteligente y por lo visto muy fuerte… eso me gusta, sin duda serás un buen oponente. — me dice de nuevo utilizando ese tono de seducción conmigo… además de mirarme de una forma totalmente seductora… sin duda no quiero saber que piensa hacer conmigo si pierdo, y no quiero averiguarlo.
— Pues en ese caso desenvaina tu arma. — le dije mientras sacaba inmediatamente mi espada.
— Me parece bien lindo. — respondió ella guiñándome un ojo al momento que sacaba lo que parecía ser una guadaña doble — Te lo advierto, soy muy buena en el combate a corta distancia. — sin duda este seria un muy buen combate… estoy más que excitado.

Dragonfox Expion
Nihon nivel 1
Nihon nivel 1

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 17/02/2011
Edad : 24
Localización : En la cueva de la luna. Donde habitan las rosas negras

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por ferkus naruto el Mar 19 Abr 2011, 03:46

me ha gusatado vas a seguir poniendo partes?

ferkus naruto
Nihon nivel 4
Nihon nivel 4

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 20
Localización : valladolid

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por Dragonfox Expion el Mar 19 Abr 2011, 18:32

Sip... esta es solo el primer capitulo y os prometo que en el segundo habra una pelea a lo bestia, con siertas esecenas de seducción por ya saben quien a ya sabein quien jejejeje. y tambien cuando pueda les pasare imagenes de algunos personajes... claro si encuentro quien los dibuje xq la verdad el dibujo se me da fatal

Dragonfox Expion
Nihon nivel 1
Nihon nivel 1

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 17/02/2011
Edad : 24
Localización : En la cueva de la luna. Donde habitan las rosas negras

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por ferkus naruto el Miér 20 Abr 2011, 10:16

este que has echo esta muy bien

ferkus naruto
Nihon nivel 4
Nihon nivel 4

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 20
Localización : valladolid

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por Draco d-gray man el Vie 22 Abr 2011, 09:56

esta muy bien pero mirate la ortografia ay un boton y todo XD

Draco d-gray man
Nihon nivel 3
Nihon nivel 3

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 13/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por Dragonfox Expion el Vie 22 Abr 2011, 23:39

emm seguro? xq yo uso el microsof word para escribir y siempre me corrige las faltas... asi que no se xq ahi faltas, pero agrdeseria que me dijeran las faltas si no es mucho pedir... sepan que lo digo de buena manera, a mi no me molestan las criticas, xq asi uno aprende de sus errores. Y de paso alguien podria decirme como actualizar el diccionario del microsof word?
A y noticia de última hora: les prometo que en lo posible subire 1 capitulo por semana asi que ya saben.

Dragonfox Expion
Nihon nivel 1
Nihon nivel 1

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 17/02/2011
Edad : 24
Localización : En la cueva de la luna. Donde habitan las rosas negras

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por amantis el Sáb 23 Abr 2011, 03:34

bien buen aporte asias jeje es muy bueno me guta jeje sigue asi¡¡¡ en cuanto a lo de la ortografia pregunta el sabaado que aya aso a angel emilio o a aaron qe suelen saber de ese tipo de cosas jeje¡¡¡

_____________________________


amantis
WEBMASTER
WEBMASTER

Mensajes : 454
Fecha de inscripción : 18/10/2010
Edad : 29
Localización : valladolid (españa)

http://nihonstudio.espanaforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por Dragonfox Expion el Vie 15 Jul 2011, 21:55

Lamento la demora pero he tenido unos cuantos problemas con la internet, pero para compensa les entregare el capitulo 1 corregido, el capitulo 2 y una pequeña sinpsis del capitulo 3. Bueno, aquí va:

Amor prohibido, pecado mortal

Prologo

Que se hace cuando todo en tu vida queda patas arriba, cuando conoces a alguien que cambia tu mundo totalmente. Jamás me imagine que podría pasarme algo como lo que me paso, pero dicen que tarde o temprano siempre llega y al parecer eso me incluye a mí a pesar de ser lo que soy. Ella entro tan inesperadamente en mi vida y ahora no puedo dormir sin pensar en ella. Ups pero que mal educado soy, olvide presentarme. Mi nombre es Expion y soy un demonio, uno que se enamoro de un imposible, un ángel. Esta es mi historia.

Capitulo 1: Un nuevo miembro en el equipo

Por Expion:

En alguna parte del desierto en una cueva aparentemente vacía…

Era una noche normal, con la rutina de siempre, mis compañeros se divertían mirando por el espejo las desgracias que ellos les provocaban a los humanos y yo como siempre, les ignoraba sentado en mi lado de la cueva, aburrido ya que no compartía el sentido de la diversión de mis compañeros, por lo que me recosté cruzando mis brazos por detrás de mi cabeza a modo de almohada y cerré mis ojos hundiéndome en mis pensamientos para ver si así podría matar tiempo aunque la luz de las pocas antorchas que iluminaban el interior de la cueva me molestaban un poco.
— Oye Expion — dijo uno de mis compañeros sacándome de mis pensamientos.
— ¿Eh?
— Deja de pensar tanto y ven a ver esto, Lurk la ha armado buena esta vez — dijo Raven el demonio más alto de nuestro grupo, media al menos dos metro y también el único gárgola de nosotros lo cual le hacia creerse un poco superior por ser el único que podía volar y además de poco cerebro, era el que peor me caía ya que siempre me estaba invitando a ver sus tonterías aun sabiendo que yo no quería — a provocado un incendio en una casa de ricachones… con ellos dentro, jajajajaja, deberías ver como agonizan por las llamas.
— Gracias, pero paso — le respondí lo mas tranquilo que pude, ya que siempre me esta fastidiando cuando estoy sumido en mis pensamientos o simplemente cuando le da la gana, me saca de quicio — ya sabes que eso a mí no me interesa.
— Pero si incluso estaban en medio de una fiesta y más de la mitad de la gente que habia dentro ha quedado atrapada — me dijo insistiendo en fastidiarme la noche más de lo que ya estaba — ¿Cómo no puede interesarte? — Sin duda alguna buscaba enfadarme y lo estaba logrando — vamos, no seas aguafiestas.
— ¿Enserio? — dije fingiendo interés — pues en ese caso… paso.
A Raven no le gusto mi chiste pero se calmo al oír la voz de alguien que se encontraba en la entrada de la cueva.
— Raven, ya sabes que Expion no comparte tu mismo sentido de la diversión. — dijo aquel sujeto con una voz totalmente siniestra mientras recorría el pasillo que llevaba al interior de la cueva y yo solo conocía a un sujeto con ese tipo de voz — Así que ya deja de molestarlo a menos… que quieras iniciar una pelea con él.
Era nuestro maestro Black Hart, quien como de costumbre reprendía a Raven ya que no le gustaban las peleas en nuestro grupo por una razón en especial. Yo mientras tanto sonreía al ver la cara de terror que tenía Raven ya que él sabía muy bien que en un combate yo le ganaría sin ninguna dificultad.
— e… ee… no maestro… yo solo… intentaba llevarme bien con Expion… invitándolo a ver algo entretenido… ya sabe… como él esta siempre solo. — Dijo Raven, pero esa respuesta, no se la creía ni él mismo.
— Si Expion esta solo es porque el quiere no es necesario que te preocupes tanto por él ¿entendido? — le dijo Black Hart con el mismo tono de voz de siempre, siniestro.
— Si maestro — respondió mientras hacia una reverencia.
— Y como de costumbre Lurk hacia acto de presencia reverenciándolo con una sonrisa en la cara, como una perro que ve a su amo — Maestro, a que se debe el honor de su visita — tan pelota como siempre.
Lurk era el mas joven de nosotros, se nos habia unido hará ya unos 5 años cuando Black Hart le trajo, el era una especia de serpiente humanoide, su cara era más el de una serpiente que el de un humano y tenia espinas largas en su cola, dos cuernos pequeños en su cabeza y otro más pequeño en su nariz, era el único que me dejaba un poco de paz, pero también me fastidiaba, aunque no tanto como Raven, que si no fuera porque Black Hart siempre nos dice que nos necesita a todos vivos, yo ya me hubiera encargado de el hace ya mucho tiempo.
— Antes de decir nada… tiene que estar todo el equipo, ya que esto los concierne a todos. — Nos dijo Black Hart con cierto tono de seriedad, era la primera vez que le veía así, sin duda lo que fuera a decirnos no le gustaba mucho — ¿En donde esta Skar? — pregunto al notar la ausencia del susodicho.
— Ha ido a divertirse al pueblo de al lado, ya debería estar por llegar. — respondió Lurk todavía reverenciándolo. Sin duda alguna Lurk debería ser el que mejor le cae a Black Hart, ya que siempre esta haciendo todo lo que el quiere y obedeciendo a todo lo que él le ordena, era como su perrito faldero… patético.
— Ya veo, mmm… — dijo Black Hart meditando lo que acababa de oír — pues en ese caso creo que podemos seguir sin él. — cuando dijo eso note que una sonrisa maquiavélica se dibujaba en la cara… siempre me dan escalofríos esas sonrisas suyas… sin duda, la idea de deshacerse de nosotros le hacia mucha gracia — He hablado con el maestro Lucifer y ha aprobado mi sugerencia de que se nos una un miembro más para compensar la perdida de Pirz el años pasado.
Todos quedamos perplejos, incluso yo, ya que jamás pensamos que aprobarían esa sugerencia con tanta rapidez, para todos eso era una sorpresa.
— ¿Enserio maestro? — Dijo Raven cambiando su expresión de terror, a euforia — Muchas gracias maestro, sin duda eso nos vendrá bien en el equipo, porque Expion es un aburrido.
— ¡Hey! — En ese momento le fulmine con la mirada, ya que no me hizo ni pizca de gracia su comentario.
— Lurk bueno algo divierte pero solo de vez en cuando, — Lurk simplemente ignoro ese comentario — y Skar… bueno Skar casi nunca esta en la cueva, por lo que como podrá ver, maestro, un guerrero más nos viene de perlas. — termino de decir con una sonrisa de oreja a oreja, bueno, claro, si eso es posible con las orejas de murciélago que tiene.
— Antes de responder note como Black Hart sonreía maquiavélicamente, lo cual me causo otro escalofrió — Me alegro de que les guste la noticia, pero deberían saber que para que este nuevo miembro se una, tiene una condición.
— ¿Una condición? — dijimos todos al unísono
Todos estábamos estupefactos con las palabras dichas por el maestro, y si mi instinto no me falla… y según por como sonrió Black Hart… creo saber cual es esa condición… y eso me excitaba un montón.
— Si, una condición, y una muy aceptable. — nos decía con esa sonrisa aun en su cara.
— ¿Y cual es esa condición si se puede saber? — pregunte de tonta manera ya que yo ya sabia cual era la condición. Pero quería que se notara mi excitación por la oferta — Y sobre todo ¿Cuál es el nombre del nuevo? por que tiene un nombre ¿Verdad? — Todos me miraron en ese instante ya que no habia hecho acto de interés hasta ese momento, y yo note como Black Hart ampliaba más su sonrisa al ver mi repentino interés en el nuevo intégrate.
— Me alegra que te interés Expion, — me dijo, mientras me miraba con intriga… como si esperara algo de mi — pero creo que será mejor que sea él quien os lo diga, o debería decir ella.
— ¿Eh? — dijimos todos al unísono. Eso definitivamente nos tomo desprevenidos por que… ¿Una chica?... ni siquiera yo me lo esperaba.
— Así que, ¿Esta es la base del equipo Black Demont?... Creí que seria un lugar más acogedor… pero veo que me equivoque… — dijo una voz femenina que provenía desde fuera de la cueva — esto es un cuchitril en toda regla. — inmediatamente salimos todos.
— ¿En donde esta? — dijo Raven mirando para todos lados sin encontrar nada.
— Debe estar en algún lado, puedo sentir su olor — dijo Lurk intentando encontrar a la dueña de aquella voz.
— Jajajaja… ¿Qué pasa? ¿No podéis encontrarme? — dijo de nuevo aquella voz, esta vez pude percibir de donde provenía.
— Ya veo… así que utilizas la oscuridad de la noche para camuflarte y pasar sin ser vista… — le dije demostrando mis habilidades deductivas, las cuales eras mejores que las de Raven y Lurk que son unos cerebros de mosquito — muy astuto la verdad.
—Vaya, veo que eres muy intuitivo, además de listo, — respondió divertida por mi comentario — no como tus compañeros, que se nota que no saben ni donde están parados. — dijo con la clara intención de alterar a Lurk y a Raven.
— ¡Oye! — dijeron los dos molestos… sin duda estaba logrando lo que se estaba proponiendo.
— Pero no resuelve el hecho de que no has dicho ni tú nombre, ni la condición que exiges para unirte a nuestro grupo. — le dije con toda serenidad, pero mostrando gran interés, sin duda esto se iba a poner interesante.
— ¿Enserio? Oh, pero que descortés por mi parte, — respondió ella con notable sarcasmo — déjame que me presente, mi nombre es Dark Moon, pero puedes llamarme Dark y quiero unirme a vuestro grupo, pero con una condición.
— ¡¡Si pero ¿Cuál es?!! — grito Raven, ya que al parecer habia perdido la poca paciencia que tenia, y Lurk parecía estar apunto de perderla, ya que para ambos la paciencia no era su virtud mas fuerte.
— ¡¡Y sobre todo!! ¡¡ ¿En donde coño estas?!! ¡¡Muéstrate!! — rectifico, ya la habia perdido.
— Todo a su tiempo, todo a su tiempo, — dijo con toda calma, parecía no afectarle la perdida de nervios de mis dos compañeros — primero, mi condición es que me tenéis que derrotar en batalla. De esa forma sabré si estáis a la altura de mis habilidades.
— Grrrrrrrrrrrrrr… ¡¡ ¿eso es un insulto maldita zorra?!! — grito Raven con la notable intención de devolverle sus insultos… grave error.
— Sssssssss… ¡¡por que no nos dices donde estas, para que podamos darte una paliza maldita perra!! — grito Lurk, imitando a Raven… otro grave error.
— Yo que tú no habría dicho eso. — les advertí para ver si podía al menos lograr que estuvieran atentos a un ataque.
— ¡¡ ¿Por qué?!! — me gritaron los dos dejándome en claro… que no logre lo que me proponía.
— ¡¡¡Cuchilla de la oscuridad!!! — grito Dark desde detrás de Lurk, con notable furia.
— ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Waaaaaaaaa!!!!!!!!!! — grito Lurk volando unos metros hacia delante.
— ¿Eh? ¿Dónde esta? — dijo Raven, alarmado por ver lo que le paso a Lurk.
— ¡¡¡¡Estrella de la oscuridad!!!! — volvió a gritar Dark, esta vez, a la izquierda de Raven.
— ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Waaaaaaaaa!!!!!!!!!! — grito Raven volando varios metros cayendo justo al lado de Lurk.
— Por que ella estaba justo en medio de ustedes dos. — les dije, pero por desgracia, mi aviso llego demasiado tarde.
— Y… nos… lo… dices… ahora… — esto fue lo último que dijeron antes de caer inconcientes.
— A mi, nadie me llama ni zorra, ni perra, tontos del culo. — dijo Dark la cual dejaba notar en su voz la furia que sentía.
— Sin duda eres muy fuerte, has logrado noquear a esos dos con un movimiento, y además les has hecho volar varios metros. — le dije totalmente sorprendido, era la primera vez que veía a esos dos caer tan rápidamente contra alguien que no fuera yo.
— Bueno supongo que ya que uno de vosotros no esta y que esos dos estarán durmiendo un buen rato, — me dijo, esta vez más calmada, pero lo que me ponía nervioso… era la miraba que sentía sobre mi por parte de ella — eso nos deja a nosotros dos solos guapo. — su voz esta vez sonaba con un ligero tono de seducción.
— Si pero antes de cualquier cosa. — dije yo.
— ¿Qué? — pregunto ella, al parecer esperando que dijera algo que ella quería.
— ¡¡¡Meteoro de fuego solar!!! — grite cargando mi ataque, cerrando mis ojos y disparando en su dirección.
— ¡¡Aaaaaaah!!... Un momento no me has dado.
— Por que no era a ti a quien apuntaba.
— ¿Eh?
— Mírate — le dije ya que al parecer no se habia dado cuenta de mi objetivo.
— ¡¿Pero como?! ¡Mi camuflaje! ¡¿Cómo has roto mi técnica?! — me dijo muy sorprendida.
— Muy simple, como dije antes usas la oscuridad de la noche para ocultarte y atacar a tus enemigos sin ser vista… pero olvidaste un detalle importante.
— ¿Cuál? — me respondió, ahora con un repentino interés por mis deducciones.
— Estamos en luna llena y eso significa que solo puedes usar las sombras para ocultarte y tomando en cuenta que nuestra cueva esta justo debajo de la sombra de una enorme roca, — hice una pausa para que pudiera mirar atrás de ella — solo tuve destruirla para poder verte. — le dije con total seguridad, para que se diera cuenta de que no trataba con un peso ligero como mis compañeros.
— Mmmm… — note como la expresión de su rostro cambiaba… y no a la expresión que yo esperaba — además de apuesto, listo e intuitivo, eres inteligente y por lo visto muy fuerte… eso me gusta, sin duda serás un buen oponente. — me dice de nuevo utilizando ese tono de seducción conmigo… además de mirarme de una forma totalmente seductora… sin duda no quiero saber que piensa hacer conmigo si pierdo, y no quiero averiguarlo.
— Pues en ese caso desenvaina tu arma. — le dije mientras sacaba inmediatamente una de mis espadas.
— Me parece bien, lindo. — Respondió ella guiñándome un ojo al momento que sacaba lo que parecía ser una guadaña doble — Te lo advierto, soy muy buena en el combate a corta distancia — sin duda este seria un muy buen combate… estoy más que excitado.

Capitulo 2: Un combate entre demonios. Dark vs Expion.

A las afueras de una cueva en medio de un desierto, parecía estarse a punto de desatar una feroz pelea entre lo que parecían dos personas, ambos vistiendo armaduras muy inusuales, uno de ellos era un chico con una armadura tan negra como la noche más oscura, con curvas, y líneas doradas repartidas por toda la armadura sobre todo en el pecho, los brazos, las manos y en los pies, unas hombreras enormes, su casco parecía ser la cabeza de un dragón con un cuerno que empezaba en su frente, echándose hacia atrás, su cara la cubría una mascara, la cual cubría desde su mentón hasta su nariz, dejando descubiertos sus ojos, los cuales no se podían ver con claridad debido a que el casco dejaba una sombra sobre ellos y en su espalda llevaba un par de espadas de color morado y de extraña forma. El otro sujeto era una chica de unos dieciocho años, de pelo largo y color púrpura, su armadura era ligera y pegada, marcando todo su escultural cuerpo y tenia varios tonos de rosa en su mayoría y tonos púrpura en la capa que estaba en la parte de la cintura, en su espalda llevaba lo que parecía una guadaña doble de color rojo carmesí su frente era protegida por una corona del mismo color que su armadura y con un extraño símbolo en el medio. Mientras se miraban fijamente, el chico desvió la mirada hacia lo que parecían ser una gárgola y una serpiente humanoide, ambos tirados en el suelo, inconcientes, después de esto volvió a mirar a su contrincante.

— Pues en ese caso, desenvaina tu arma. — Dijo el chico mientras sacaba una de sus espadas.
— Me parece bien, lindo. — Dijo la chica sacando su guadaña — Te lo advierto, soy muy buena en el combate a corta distancia.
— (Un momento… esa guadaña me es familiar) — pensó el chico al fijarse bien en el arma de la chica
— Muy bien Expion, que te parece si aumentamos las apuestas. — dijo la chica, con cierto tono de malicia en su voz.
— ¿A que te refieres con eso de aumentar las apuestas?... Dark — dijo Expion de forma desconfiada y con cierta incomodidad, ya que el no acostumbraba a tutear a sus adversarios, y menos a una chica.
— Muy simple querido, — respondió con tono seductor — si yo gano, saldrás conmigo durante un día entero — a Dark se le marca una sonrisa de solo imaginárselo.
— ¿Y que pasa si yo gano? — respondió Expion sacando a Dark de sus fantasías.
— Mmm… bueno… lo dejare a tu elección — finalizo ella, con tono decidido, totalmente segura de que eso no pasaría.
— (Ok, definitivamente tengo que ganar este encuentro si quiero alejarla de mí) — pensaba Expion mientras se preparaba para dar el primer ataque.
El ambiente era tenso y ambos mantenían la mirada fija en el otro esperando el momento adecuado para atacar, de repente una brisa de viento sopla desde sus derechas y en el momento se lanzan el uno contra el otro en un ataque furtivo. La primera en atacar es Dark.
— Toma esto — dijo mientras de un salto arremetía contra Expion en lo que parecía un intento de partirlo a la mitad, pero Expion se da cuenta a tiempo y lo esquiva con facilidad retrocediendo dos pasos — (mierda, es rápido) — en ese momento Expion aprovecha para propinarle una patada en el costado a la chica, haciéndola retroceder — eso me dolió, como se nota que no sabes tratar a una dama — dijo ella con clara intención de molestarle.
— Se como tratarlas, pero no veo a ninguna dama por aquí — le dijo devolviéndole el insulto.
— Ahora te vas a enterar — dijo ella claramente molesta, arremetiendo de nuevo contra él, propinando ataque múltiples con su guadaña, Expion solo bloquea sus ataques con su espada, mientras retrocedía debido a la potencia de los ataques.
— (Debo intentar ver su punto débil, no podré bloquear sus ataque todo el tiempo) — pensó Expion, en el momento que de un ataque, Dark logra que él baje la guardia por unos segundos, momento que ella aprovecho para devolverle su patada, dándole de lleno en el estomago, haciéndole retroceder y luego caer al suelo, pero Expion se levanto rápidamente girando e impulsándose con sus manos asía atrás— (Vaya, si que golpea fuerte, de no haber sido por la armadura, me hubiera dañado varios órganos internos) — pensó al notar la potencia del golpe.
— ¿Qué pasa Expion, asustado por como te devolví tu patada? — dijo ella a modo de burla.
— Asustado no, pero un poco sorprendido si, no me esperaba que tuvieras tanta fuerza — respondió él.
— Las apariencias engañan precioso, y no creas que acaba ahí, todavía puedo darte varias sorpresas — le dijo ella al momento que desaparecía de su vista.
— ¡¿Pero que... ¡¡Aaaaaaah!! — Dijo Expion sorprendido, al momento que recibía un golpe en su costado — (Imposible, ¿Cómo a podido desaparecer con la luna llena sobre nosotros?) ¿Eh? — En ese momento, se da cuenta de que habían varias nubes tapando la luna, llenando todo de sombras y presagiando tormenta — fantástico, lo que me hacia falta, que un monton de nubes me tapen la luna cuando estoy peleando contra alguien que se camufla en la oscuridad… maldición — dijo él maldiciendo su mala suerte.
— Jajaja, ¿Qué pasa Expion, le tienes miedo a la oscuridad? — dijo ella con tono sarcástico al ver al joven guerrero alterado por el cambio de situación — Pobre Expion, no puede atacarme solo por que no puede verme, jajajajaja — volvió a decir esta vez con tono de burla, momento después se empiezan a escuchar truenos.
— (Con esas nubes cubriendo la luna, y con esos truenos interfiriendo, no puedo ni verla, ni escucharla) — pensó él al analizar bien la situación en la que se encontraba — en ese caso tendré que sentirte — dijo ya más relajado y cerrando sus ojos — ya te encontré — dijo al tiempo que daba un corte seco dirigido asía atrás de el, golpeando algo que al cabo de unos segundos se hizo visible, era Dark quien a duras penas resistía la fuerza del ataque con su guadaña.
— ¿Có… cómo… me has… encontrado? — dijo ella totalmente sorprendida mientras intentaba resistir la fuerza que Expion ejercía sobre ella.
— Muy simple, solo tuve que cerrar mis ojos y centrarme en sentir tu presencia, y al parecer tu camuflaje solo funciona cuando evitas el contacto físico prolongado con tu oponente. — respondió él mientras ejercía más fuerza con su espada provocando que Dark se arrodillara debido a la presión ejercida — Ah… si… y para asegurarme de que no vuelvas a hacer eso. — dijo mientras levantaba su mano libre al momento que aparecía una lengua de fuego en su palma, Dark solo le observaba sin saber que estaba haciendo — ¡Nueve antorchas del zorro de fuego! — en ese momento la lengua de fuego de su mano crecio y se dividió en nueve antorchas que se fueron repartiendo por la zona iluminándolo todo a su alrededor.
— (Mierda, este no es tan tonto como creía, será mejor que piense en algo rápido o perderé esta pelea) — pensó Dark mientras forcejeaba intentando quitarse la espada de Expion de encima.
Ambos adversarios forcejeaban cada vez con más fuerza, provocando que saltaran chispas cada vez que sus armas se movían, mas Dark sabia que no podría resistir aquel forcejeo por mucho tiempo, así que decidió retroceder de un salto para tomar distancia y pensar mejor en su próximo movimiento, pero Expion no iba a darle la oportunidad, él sabia que si no terminaba con esa pelea antes de que se desatara la tormenta, las cosas se complicarían para él, por lo que decidió aprovechar el momento en el que Dark cayó al suelo para encender su espada en llamas y lanzarse en un feroz ataque.
— ¡Toma esto! ¡Estocada flameante! — Dijo al momento que el fuego en su espada comenzaba a girar como un taladro tomando por sorpresa a la chica, la cual al ver como se acercaba intento apartarse del medio en el último segundo, esquivándolo a duras penas, pero acabando con una pequeña quemadura un su brazo izquierdo.
— (Uf, por los pelos, si no alcanzo a moverme me hubiera quedado con algo mas que una pequeña quemadura en el brazo, por lo visto a empezado a ponerse serio) — pensó ella mientras retrocedía de un gran salto para tomar más distancia y no arriesgarse a recibir otro ataque.
Al ver que Dark habia esquivado su ataque, inmediatamente, con su espada aun en llamas, giro sobre si mismo para lanzar un nuevo ataque antes de que ella pudiera contraatacar.
— ¡Onda de fuego ardiente! — dijo dando un corte horizontal en el aire, lanzando una gigantesca onda de fuego la cual iba directamente hacía Dark.
— ¡No me fastidies! — Dijo sorprendida al ver que no podría esquivar ese ataque con solo moverse a un lado o saltar, tenía que bloquearlo — ¡Muro de sombras! — inmediatamente puso su mano enfrente de ella y las pocas sombras que la rodeaban se juntaron y expandieron hasta crear un muro a su alrededor, protegiéndola del inmenso ataque, pero levantando una nube de polvo enorme, la cual no le dejaba ver bien — (mierda, en que estaría pensando al usar esa técnica, ahora no veo nada por culpa de este polvo) Mierda… ¿Eh?— dijo al notar que algo venia por arriba, al momento que un rayo cruza el cielo tormentoso permitiéndole ver la silueta de su atacante, era Expion quien aprovechando la distracción dio un gran salto para atacar desde el aire.
— ¡Garras de fuego! — dijo Expion lanzando ondas de color rojo desde su mano libre.
Dark al ver esto sabia que no podía quedarse ahí sin hacer nada, por lo que inmediatamente saco una cuchilla que estaba oculta atrás de su cintura por debajo de la capa.
— Ya me harté — dijo mientras su cuchilla era rodeada por un aura oscura, al tiempo que ella dibujaba una estrella rodeada por un circulo en el aire, al terminar, puso su mano detrás de la estrella — ¡Estrella de la oscuridad! — grito lanzando la estrella la cual desintegro el ataque de Expion.
— ¡Mierda! — Dijo Expion al ver que aquel ataque iba en su dirección y que no podría esquívalo por que aun estaba en el aire, en un intento por bloquear el ataque, desenvaino su otro espada dispuesto a cortar aquella estrella — ¡a ver lo que tienes! — dijo al momento de impactar contra aquel ataque, el cual resulto ser más fuerte dándole de lleno y haciendo que se estrellara en una enorme roca destrozándola por completo dejándole muy aturdido — (Vaya… que golpe, con razón Lurk y Raven cayeron tan rápido, sus ataque son más poderosos de lo que suponía) — pensaba él, mientras se incorporaba con cierta dificultad apoyándose de sus espadas, sin duda alguna, el golpe fue demasiado fuerte — (No puedo dejar que me de otra vez con uno de esos ataque o estoy perdido)
En ese momento Dark volvía a guardar su cuchilla para volver a atacar con la guadaña levantándola con una mano, aprovechando la nube de polvo se habia disipado y que Expion seguía algo aturdido por el ataque.
— Con esto terminare esta batalla — dijo al momento que un rayo caía encima de su guadaña, capturando toda su energia — ¡Relámpago oscuro! — dijo al momento que clavaba su guadaña en el suelo, haciendo aparecer un rayo de color negro que iba en dirección a Expion.
— ¡Mierda! — Dijo al momento que saltaba a un lado para esquivar aquel poderoso ataque — Así que esas tenemos — dijo al momento de caer al suelo, mientras envolvía sus espadas en llamas — ¡Doble onda de fuego ardiente! — dijo preparándose para lanzar su ataque, pero antes de que pudiera lanzarlo, comenzo a llover a cantaros lo cual provoco que sus espadas se apagaran junto con las antorchas neutralizando su ataque — Maldición, estaba tan cerca — dijo maldiciendo otra vez su mala suerte.
— Vaya, vaya… ahora entiendo el por que te pusiste serio de manera tan repentina, — dijo mientras veía a un frustrado Expion — sabias que iba a llover y sabias que si eso pasaba acabarías en desventaja por que tu elemento es el fuego… — dijo al tiempo que le apuntaba con su guadaña — y el fuego se apaga con el agua, mientras que el mío… — dijo mientras su arma era envuelta en un aura oscura — solo se haría más fuerte, ¡Relámpago oscuro! — dijo al momento que volvía a lanzar su ataque.
El ataque avanzaba a toda velocidad contra Expion, el cual solo se quedaba quieto esperando a que el poderoso ataque impactara contra él, pero en el instante en que el ataque iba a impactar contra él, extendió su mano al frente.
— Muñeco de sombras — dijo y automáticamente se formo un muñeco parecido a él, el cual recibió el impacto de aquel ataque levantando una gran explosión.
Dark al ver aquella explosión dio por sentado que habia ganado, ya que no habia visto el último movimiento de Expion, pensó que el ataque le habia dado de lleno.
— He ganado…— dijo relajándose — bueno por lo visto no me uniré a este grupo, pero al menos tendré una cita para consolarme — dijo para si misma con cierto sarcasmo y bajando totalmente la guardia.
— ¡No estés tan segura de eso! — Escucho Dark, inmediatamente levanto la vista y vio como Expion caía desde el cielo a toda velocidad, con una de sus espadas envuelta en un aura rojo escarlata, preparada para dar un buen golpe — Toma esto ¡Luna sangrienta!
Expion al caer tan rápido no le daría tiempo a Dark para esquivarlo por lo que intento bloquearlo con su guadaña, pero debido a que Expion habia caído desde una gran altura y a tanta velocidad, el golpe fue tan potente que partió su guadaña en dos destrozando la zona del golpe, haciéndola caer al suelo. Expion aprovecho esto para posar la punta de su espada sobre su garganta impidiendo que ella se levantara.
— Quien ha ganado realmente… he sido yo — dijo Expion dando por acabada la pelea.
— ¿Pero como?... Si yo vi como mi ataque te dio, es imposible — dijo Dark totalmente confundida.
— Muy simple, fíjate bien — le respondió mientras le ofrecía su mano para que se incorporara.
Dark dirigió su mirada hacia donde habia impactado su ataque y logro ver una figura parecida a Expion pero de un color más oscuro debido a las quemaduras provocadas por el ataque, que yacía tirada en el suelo.
— ¿Un… muñeco de sombras? ¿Pero como? — dijo ella aun más confundida.
— Me parece que no te dijeron que de los Black Demont, yo soy el más fuerte y eso se debe a que soy el único miembro del equipo que controla dos elementos — dijo Expion aclarando todas las dudas de la chica.
— Ya entiendo, así que cuando creí darte a ti, en realidad le di a ese muñeco tuyo y entonces aprovechaste la explosión para impulsarte y atacar desde las alturas. — Dijo ella una vez que lo comprendió todo — Ahora entiendo por que te llaman el guerrero del fuego oscuro, por que controlas el fuego y la oscuridad. Yo creía que solo era un mito. Mira que te lo tenías bien guardado ¿Verdad? — Dijo mientras le daba pequeños codazos en el costado.
— (Por lo visto… no sabe y no le han contado absolutamente nada sobre lo que soy) — pensó Expion al ver la ignorancia de la chica.
— Bueno, supongo que has cumplido mi condición, por lo que desde ahora, el equipo Black Demont tiene un nuevo miembro — dijo con resignación al ver cumplida su petición.
— ¿Qué condición? — Dijo Expion aparentemente confundido.
— ¿Cómo que “qué condición”?... la que les dije antes de empezar la pelea. — Dijo mirando a Expion, el cual seguía sin entender, aparentemente — De que me uniría a vuestro equipo si me derrotaban en un combate.
— Aaaaaaa… así que por eso estábamos peleando — respondió Expion mientras miraba de reojo la expresión de la cara de Dark.
— Por favor dime que no se te olvido — dijo ella mientras empezaba a asustarse de tan solo pensar de que él enserio iba a matarla en algún momento de la pelea.
— Jajajaja…— comenzo a reír Expion confundiendo a Dark — tranquila, estaba bromeando, por supuesto que recuerdo tu condición y déjame decirte que has demostrado ser una gran oponente, por lo que con gusto te doy la bienvenida a los Black Demont — dijo Expion divertido por la broma que le habia gastado a la chica.
— Por favor no vuelvas a darme esos sustos, por un momento pensé que enserio ibas a matarme durante la pelea — dijo Dark, mientras suspiraba y ponía una mano en su pecho ya más tranquila al ver que solo era una broma de su nuevo compañero de equipo.
— Bueno, lo mejor será que volvamos a la cueva, por que creo que nos hemos alejado una poco durante la pelea. — Dijo Expion mientras veía la caminata que les esperaba hasta la cueva — Y además, Raven y Lurk ya debieron de haber despertado con esta lluvia, ya que a esos dos el agua no es que les guste mucho.
— Oye hablando de eso, la pelea me dejo algo cansada… ¿podrías cargarme hasta que lleguemos a la cueva? — Dijo Dark poniendo una mirada seductora en un intento de coquetear con él.
— Tú estas en mejor estado que yo y además, más cansado estoy yo que he hecho más técnicas que tú y recibido más golpes que tú— respondió Expion al notar la mirada y las intenciones de la chica.
— No me lo vas a poner fácil ¿Verdad? — Dijo ella al ver que su intento de seducción habia fallado.
— Soy un guerrero, solo vivo para luchar, no tengo tiempo para distracciones — le respondió él
— mmmm… me gustan los retos, y me gustas tú — dijo ella para dejarle en claro que no se rendiría tan fácilmente.
— Tú misma
Y así se van los dos caminando de regreso a la cueva, él seguido de su nueva compañera de equipo la cual estaba totalmente decidida a logra tener algo con él.
— Dark — dijo Expion llamando su atención.
— ¿Si? — Respondió ella.
— Vete preparando, por que conociendo a Lurk y a Raven como les conozco, deberán estar muy cabreados por la forma en la que les derrotaste — le dijo él al recordar el estado de sus compañeros.
— Eso les paso por debiluchos — respondió ella soltando una pequeña risa al recordar como les dejo.
— Concuerdo contigo, pero lo más seguro es que te pidan la revancha, así que intenta no ser muy dura con ellos o ten por seguro que no pararan hasta por lo menos hacerte sudar, te lo digo por experiencia. — Le advirtió él.
— Solo si sales conmigo — dijo ella en otro intento de seducirle.
— En ese caso prefiero que les machaques — le respondió él dejando en claro que no aceptaría una cita con ella.
— No sabes lo que te pierdes — dijo ella en un intento de convencerle.
— Asumiré el riesgo — respondió él.
— Jajajajajajajaja — rieron los dos al unísono al darse cuenta de que a ninguno de los dos les importaba el estado de sus dos compañeros.
— Oye… ¿No nos estamos olvidando de algo? — Dijo Expion parándose en seco.
— ¡Mi guadaña! — Grito Dark corriendo hacia donde la habia dejado — Joo… me costo un monto la última reparación, las gárgolas cada vez piden más por cada reparación… y para empeorar las cosas, el herrero más cercano esta a una semana de viaje — se lamento la chica mientras recogía su arma ahora destrozada y gastada por la pelea.
— Oye tranquila, si quieres yo te la reparo — dijo Expion al ver la expresión de la chica.
— ¿Enserio puedes repararla? — Pregunto Dark sorprendida por lo que acababa de escuchar.
— Pues claro, ¿Quién crees que forjo este par de joyas? — Dijo exhibiendo orgulloso sus espadas las cuales no mostraban ni rastro de desgaste.
— Hala, así que además de guerrero ¿También eres herrero? — Dijo ella totalmente admirada.
— Más o menos — respondió él en un tono de satisfacción.
— Pues en ese caso, me has quitado un peso de encima, gracias — agradeció la chica aliviada.
— De nada, — dijo mientras guardaba sus espadas — pero tendré que repararla después que lleguemos a la cueva y después que me haya secado — dijo recordando que todavía estaba lloviendo.
— Vale, precioso. — Dijo Dark con una sonrisa de gato en sus labios y los ojos cerrados — Ah… si… antes de que me olvide, ¿Qué pasa con el muñeco de sombras? — Dijo Dark dirigiendo su mirada al lugar donde se encontraba aquel muñeco.
— Tranquila, la energia que le queda se agotara al amanecer y desaparecerá. — Respondió él, dándole poca importancia al asunto.
— Mmmm… bueno, si tú lo dices. — Dijo olvidándose del asunto — Oye ¿De casualidad no conocerás un lugar por aquí cerca donde pueda darme un baño? Es que el pelo se me ha manchado con barro y además se me ha metido por debajo de la armadura — dijo al darse cuenta de como habia quedado su aspecto con la pelea.
— Tenemos un estanque en la cueva y eso te pasa por llevar una armadura tan ligera — le respondió Expion.
— Hey, como crees que podría ocultar este cuerpo tan bello — dijo ella mientras posaba luciendo su esbelta figura.
— Tú misma.
Y así, siguen su camino hasta la cueva sin saber que a ambos les esperan varias aventuras por delante.

Mientras tanto, en algún lugar de infierno.
Un demonio con forma de minotauro, se presentaba ante alguien cubierto por una capa y una capucha, pero dejando ver sus alas de colores rojo escarlata y terminados en un hueso que sobresalía en forma de punta y que estaba sentado en un trono.
— Mi señor, ¿Me mando a llamar? — dijo el minotauro arrodillándose a modo de respeto.
— Así es, — respondió el sujeto con un voz maquiavélica, capaz de helar la sangre del más valiente — ¿Tienes noticias sobre el plan? — pregunto aquel sujeto.
— Si mi señor — repondio aquel minotauro poniéndose algo nervioso — y lamento ser portador de malas noticias. — Prosiguió al no ver cambio alguno en el humor de aquel sujeto — El plan de Mefistófeles ha fallado… Dark solo pudo derrotar a dos de ello… más cuando se enfrento contra Expion perdió… y no solo eso… si no que también acabo por unirse a ellos… y además… tal parece que emocionalmente esta muy interesada en Expion ya que fue por él que decidió unirse, mi señor.
— Mmmm… ya veo… así que Mefistófeles falló. — Dijo aquel sujeto algo pensativo — Quiero que llames a Mefistófeles, voy a tener una charla con él — dijo levantándose de aquel trono y dirigiéndose hacia él — y de paso llévale esto a Demont — dijo mientras le entregaba un pergamino sellado con el símbolo de una estrella invertida.
— Con todo respeto mi señor — se adelanto a decir aquel minotauro — si tan solo me dejara a mí a cargo del plan, le juro que no le fallaría — dijo aquel toro intentando tener la aprobación de ése sujeto.
— No, todavía es muy pronto Tauro, — dijo rechazando la petición del minotauro — no debemos precipitarnos, Black Hart no debe saber que estamos al tanto de sus planes, y sobre todo, debemos asegurarnos de que Expion se nos una a nosotros antes de que de poner en marcha la fase final de nuestro plan, ya que él es una joya muy valiosa e interesante y seria un desperdicio eliminarle junto con el resto del equipo — dijo dejándole claro todos los puntos de su plan.
— ¿Y que hacemos con Dark mi señor? — pregunto el minotauro mientras tomaba el pergamino.
— Ella ya nos fallo una vez, no tiene caso que la conservemos, eliminadla junto con los otros — sentencio aquel sujeto con una voz más fría que el hielo.
— Como ordene mi señor — respondió el minotauro con una sonrisa mientras se retiraba dejando a aquel sujeto solo.
Al irse de ahí el minotauro, aquel sujeto volvió a sentarse en su trono al momento que extendía su mano hacia un espejo, el cual empezó a mostrarle imágenes en las que se reproducía la pelea de Dark y Expion.
— Mmmm… Manter — dijo aquel sujeto y en el acto apareció frente a él un demonio con forma de mantis religiosa.
— Si mi señor — dijo aquel demonio mientras se arrodillaba igual que lo habia echo el minotauro.
— Quiero que me hagas un favor. — Dijo aquel sujeto mientras veía el final de la pelea entre Dark y Expion — Quiero que subas a la tierra y me traigas el muñeco de sombras de Expion antes de que amanezca. — Le ordeno.
— Como ordene Maestro Lucifer. — Dijo aquel demonio desapareciendo del lugar.
— Cada día te haces más fuerte Expion, sin duda serás una bonita pieza en mi colección, muajajajajajaja… — dijo Lucifer antes de soltar una risa maquiavélica la cual se escuchaba en todo el infierno.

Sinapsis del siguiente capitulo

Expion descubre un secreto que podría meter en grandes problemas a Dark
Expion comienza a prepara su venganza.
Dark esta dispuesta a descubrir los misterios de Expion.
El recuerdo de un viejo amigo estrecha la relación entre Dark y Expion.
Todo esto y más en el proximo capitulo de "Amor prohibido, pecado mortal". ¡Tú tambien puedes liberar el demonio que llevas dentro!

Advertencia: En el proximo capitulo pueden haber escenas y seducciones algo eroticas. Pero sin hentai.

Dragonfox Expion
Nihon nivel 1
Nihon nivel 1

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 17/02/2011
Edad : 24
Localización : En la cueva de la luna. Donde habitan las rosas negras

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por ferkus naruto el Sáb 16 Jul 2011, 06:17

esta muy bien la historia

ferkus naruto
Nihon nivel 4
Nihon nivel 4

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 20
Localización : valladolid

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por amantis el Lun 18 Jul 2011, 00:11

esta muy bien me gusta sigue asi para cuando la siguiente parte??

_____________________________


amantis
WEBMASTER
WEBMASTER

Mensajes : 454
Fecha de inscripción : 18/10/2010
Edad : 29
Localización : valladolid (españa)

http://nihonstudio.espanaforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por Dragonfox Expion el Mar 27 Dic 2011, 07:17

lamento la demora pero he estado sin internet todo este tiempo y me han mandado a reparar el ordenador. Prometo subir hasta el capitulo 5 cuando me lo reparen y entregen. Es una promesa X3

Dragonfox Expion
Nihon nivel 1
Nihon nivel 1

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 17/02/2011
Edad : 24
Localización : En la cueva de la luna. Donde habitan las rosas negras

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por ferkus naruto el Mar 27 Dic 2011, 10:51

no hace falta que te disculpes Very Happy

ferkus naruto
Nihon nivel 4
Nihon nivel 4

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 20
Localización : valladolid

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por Dragonfox Expion el Lun 09 Ene 2012, 05:44

Ya, pero ahora me toca disculparme de nuevo por que no podre subir el cap. 5 ahora debido a que esta incompleto Gomenasai.
Y ahora aquí les dejos los capitulos 3 y 4 de mi his

Amor prohibido, pecado mortal

Capitulo 3: Secretos y seducciones. 1ª Parte.

En algún lugar del desierto se habia desatado una tormenta, y cerca de una cueva se podían ver a dos figuras, eran Dark que estaba siendo cargada en los brazos de Expion, mientras que en su espalda llevaba sus espadas y la guadaña destrozada de la chica.
— Todavía no puedo creer que no vieras esa piedra. — Decía Expion algo molesto — Enserio, de no ser por eso ya hubiéramos llegado a la cueva hace como media hora.
— No te quejes, que con la pelea me quede muy cansada, y con esta lluvia es fácil tropezarse y doblarse el tobillo. — Le respondió Dark justificándose — Y además, ve el lado bueno, así podemos estar más tiempo juntos. — Dijo ella en un tono suave y seductor, mientras deslizaba sus manos alrededor del cuello de Expion abrazándolo y posando su cabeza en su pecho.
— Eso será bueno para ti. — Dijo Expion que al parecer habia empezado a incomodarse — Y como te pongas más cómoda te iras tú solita a la cueva. — Le advirtió para que no se aprovechara de la situación.
— Con esa actitud no debes de ligar mucho ¿Verdad? (Joo, y con lo cómoda que estaba). — Dijo ella resignada.
— Siempre he estado solo… nunca he tenido, ni necesitado de nadie para ser feliz. — Le respondió él, dejando sin querer que se notara un pequeño tono de dolor y tristeza.
— (¿Siempre ha estado solo?, pero, ¿Qué clase de vida a llevado él?, mi hermano nunca me contó nada sobre él, ¿Es que acaso el también es huérfano?). — Se preguntaba la chica al notar la tristeza y el dolor que Expion intento disimular en esa frase.
Después de aquella última frase, Dark decidió cesar por el momento sus coqueteos al darse cuenta que debajo de esa imponente armadura, habia alguien que estaba sufriendo por alguna razón que ella desconocía y que seguramente él habia estado ocultando por muchos años, y eso la hacia preocuparse por él. Así siguieron un buen rato hasta que Expion logro ver la cueva a unos pocos metros de distancia.
— Mira, ya estamos cerca, ahí puedo ver la cueva. — Dijo ya más animado que antes, pero Dark no respondió y cuando Expion giro la cabeza para mirarla, se dio cuenta que debido al cansancio, se habia quedado dormida con los brazos y la cabeza acurrucados en su pecho — (Parece que de verdad estaba cansada, será mejor de que me apure en llegar antes de que se enferme). — Pensó al verla dormir y luego se da cuenta de algo que no habia visto antes, de que de su cabeza se alzaban un par de orejas de gato y que también le habia aparecido una cola, esto le sorprendió un poco — (Vaya, vaya, así que Dark es una gata, debe pertenecer al clan nekomata, aunque su estilo de lucha no se parece en nada al que ellos emplean, sino que se parece más al estilo que emplea el clan cuerpo espín, me pregunto por que será, y sobre todo, ¿Por qué nos han enviado a una nekomata si los de ese clan dijeron que no querían tener nada que ver ni con Black Hart, ni con nosotros y sobre todo conmigo? Esto es muy extraño). — Pensó Expion al analizar lo que habia descubierto, pero se detuvo en seco cuando se dio cuenta de que estaba justo enfrente de la cueva — (Oh, ya llegamos, creo que debería despertarla, no creo que le convenga que Raven, Lurk o Black Hart se enteren de esto). — Se dijo a si mismo mientras observaba las orejas de la chica — Dark… Dark despierta… ya hemos llegado. — Le decía mientras la movía suavemente para despertarla, hasta que la chica fue abriendo poco a poco sus ojos.
— Mmmm… ¿Qué pasa? — Respondió ella mientras se frotaba los ojos, abriéndolos totalmente, quedándose helada al darse cuenta de que se habia quedado dormida en los brazos de Expion y de que él la estaba mirando fijamente, provocando que se ruborizara, desviando la mirada y cubriendo su cara con sus puños como una niña pequeña — (No puedo creerlo, me he quedado dormida en sus brazo, pero es que, se siente tan tibio cerca de él, que vergüenza). — se decía ella al no poder creer lo que le estaba pasando.
— Dark estas roja, ¿No tendrás fiebre?, ¿Te sientes bien? — Le decía Expion al no entender que le pasaba a la chica.
— Si… estoy bien… no te preocupes. — Le respondió ella mientras intentaba recuperar la calma.
— Me alegro, por que creo que tienes que ocultar algo que no creo que quieras que los demás vean. — Le dijo mirando las orejas y la cola que le habían salido.
— ¿Qué?, Oh no. — Dijo ella al darse cuenta de a que refería Expion — Me dijeron que solo aceptarían que me uniera a este equipo si ocultaba a que clan pertenecía, joo la riña que me espera cuando se enteren. — Se lamento ella.
— Tranquila, no voy a delatarte, tu secreto esta a salvo conmigo. — Le dijo Expion al ver lo asustada que estaba la ella.
— (¿No va a delatarme?, ¿De verdad él es así? no se parece en nada a como me dijeron que era, eso hace que me interese más por él). — Pensó la chica al oír lo que Expion le habia dicho — Gracias, te debo una. — Le dijo agradeciendo lo estaba haciendo por ella, al momento que ocultaba sus orejas y su cola.
— Bueno, será mejor que entremos antes de que te de algo. — Le dijo Expion recordándole que todavía estaba lloviendo.
— Si… supongo que tendré que responder a varias de tus preguntas ¿Verdad? — Dijo Dark antes de que entraran en la cueva.
— Si, pero, creo que podemos dejar eso para después, ahora tengo otros asuntos que debo atender. — Le respondió mientras entraban al pasillo que dirigía al interior de la cueva.
— ¿Eso es una cita? — Le pregunto Dark al ver esa posible oportunidad.
— Vale, si con eso logro que respondas mis preguntas. — Respondió Expion al ver que no le quedaría de otras que aceptar.
— Si — dijo Dark feliz de haber logrado lo que proponía.
— (Un problema menos… ahora solo resta esperar, ya solo queda una semana y entonces… podré cumplir mi venganza). — Pensaba Expion mientras cruzaban aquel pasillo.
Cuando llegaron al interior de la cueva Dark puedo ver que la cueva en si contaba con nueve antorchas que sobresalían de las paredes y que iluminaban toda la sala, un espejo en el centro que reposaba sobre un montículo de roca, otros cinco montículos repartidos por toda la sala los cuales parecían servir de asientos y otros seis pasillos que dirigían a lo que ella pensaba que podrían ser las habitaciones y el estanque que Expion le habia mencionado que tenían. En el centro de la sala donde estaba el espejo, se encontraba Raven que como de costumbre se divertía viendo quien sabe que en el espejo.
— Raven ¿Dónde esta Lurk? — Dijo Expion llamando la atención del distraído gárgola, el cual se giro al oírlo.
— Esta en el estanque, ya sabes… — Dijo parando su frase al ver a Dark en los brazos de Expion — Veo que Expion te ha dado una buena paliza ¿He? — Dijo mostrando una sonrisa entre maliciosa y burlona.
— Al menos he durado más que tú, que no duraste ni el calentamiento, perdedor. — Respondió Dark devolviéndole el comentario, cosa que hizo que Raven se enfadara.
— ¡Ahora si te vas a enterar! — Dijo Raven arremetiendo sobre Dark que aun reposaba en los brazos de Expion.
— No si yo te lo impido. — Inmediatamente Expion con suma facilidad engancha una fuerte patada en la quijada de Raven haciéndole caer de espaldas en el suelo haciendo un estruendoso sonido al caer y dejándole totalmente atontado.
— Ay, ay, ay… Expion ¿Por qué la defiendes? — Pregunto Raven confundido por la forma de actuar del joven guerrero.
— Te recuerdo que ella pertenece ahora a nuestro equipo, y tú ya conoces las normas. — Le respondió Expion, mientras que Dark le veía admirada por la demostración de fuerza y equilibrio que acababa de presenciar.
— (Maldición… pero, ya veras Expion, tú y tu noviecita pagaran muy caro todas estas humillaciones) — Pensaba Raven mientras miraba con ira y desprecio a los susodichos que tenia enfrente.
— Bueno, mejor te voy a dejar al estanque, Lurk no debe tardar mucho en salir. — Y justo en ese momento, Lurk salía desde uno de los pasillos, deteniéndose al instante al ver a Dark en brazos de Expion.
— Túúú, ssssssss… — Dijo señalándola con tono acusador — Menos mal que Expion te dio una paliza, no me hubiera echo gracia tener que volver a ensuciarme después de haberme bañado… buenas noches. — Después de esto, Lurk se dirigió asía el pasillo que dirigía a su habitación.
— ¿Qué a sido eso? — Pregunto Dark totalmente confundida.
— Ah… se me olvido explicarte, Lurk odia el agua, pero más odia estar sucio, por lo que se baña como tres veces al día… bueno, además de bañarse antes y después de cada misión, de cada entrenamiento, de mudanza que hacemos y antes de irse a dormir… tranquila con esta ya se va a dormir del todo, así que no te preocupes, que Lurk no entrara mientras te bañas, de hecho, él ya debe de estar durmiendo. — Le explico Expion a la chica.
— Si te soy sincera lo que me preocupaba, no era que me viera en el estanque desnuda. — Dijo dejando algo confundido a Expion — Lo que me preocupaba era que pudiera vernos a los dos mientras nos bañábamos juntos. — Le dijo usando un tono muy seductor y provocativo, acompañado de una mirada lujuriosa, esto hizo que Expion se pusiera nervioso.
— Creo que paso. — Dijo Expion lo más tranquilo y sereno que pudo.
— Que pena, tenía pensadas muchas cosas que podíamos hacer nosotros solos. — Siguió Dark que no se rendía aun — Enserio, no sabes lo te pierdes. — Dijo de forma suave y seductora, pero esta vez habia añadido un tono más lujurioso, y profundizando su mirada una vez que pudo ver bien los ojos de Expion a través del casco. Expion al ver esto, respiro profundamente y expiro calmándose.
— ¿Enserio?, pues en ese caso… — Dijo Expion fingiendo interés.
— (Si). — Pensó Dark, creyendo que habia conseguido lo que buscaba.
— Paso. — Inmediatamente Dark borro su sonrisa de su cara, ya que no esperaba esa respuesta, mientras que Raven intentaba contener su risa.
— Jajajajaja… y yo creía que solo hacías eso conmigo. — Dijo Raven dejando escapar la risa que ya no pudo contener, inmediatamente los dos le miraron — Enserio Dark, deberías haber visto tu rostro cuando el dijo “Paso”. — Dijo intentando imitar la seriedad con la que Expion dejo esa palabra — Ahora me causas más respeto Expion. — Comento él ya que toda esa situación le divertía mucho.
— Eso se debe a que Skar casi nunca esta en la cueva, Dark es nueva y no sabia otra forma de salir de este embrollo y Lurk… bueno, Lurk no es una garrapata fastidiosa como tú — Dijo Expion, inmediatamente Raven cambio su sonrisa por una cara de fastidio.
— El respeto se ha ido. — Dijo mientras caminaba a otro pasillo que al parecer dirigía a su habitación — Ojala que te maten los dragones y su lider. — Finalizo antes de entrar en su habitación.
— Ya veremos quien mata a quien — Dijo que Expion de forma sombría, dejando notar furia en su voz y también dejando que se reflejara en su mirada, olvidando por un momento que Dark seguía en sus brazos.
— ¿Por qué ha dicho eso? ¿Qué esta pasando Expion? — Pregunta Dark muy confundida y a la vez muy preocupada al notar la mirada del chico.
— ¿Eh? no… nada… solo es una tontería que él siempre dice cuando le cabreo… no te preocupes — Dijo inmediatamente Expion al recordar a Dark.
— Ahhhh… una tontería… vale. (Y un cuerno, no me trago eso de que “es una tontería que él siempre dice”. Expion, me estas ocultando algo y yo voy a averiguar que es). — Pensó Dark totalmente decidida a desvelar el misterio que significaba Expion — (Pero antes) Oye Expion, ¿podrías dejarme ya en el estanque? es que creo que el barro ha empezando a secarse, y me esta picando. — Dijo ella mientras intentaba rascarse el antebrazo.
— Ah… si… disculpa… me habia olvidado por completo. — Dijo Expion mientras la llevaba por el pasillo que dirigía al estanque.
No pasaron muchos segundos antes de cruzarse con una cortina de tela muy fina. Al atravesarla, Dark se encuentra con que esa habitación al que la sala estaba iluminada por nueve antorchas que sobresalían de las paredes y que en realidad tenían cuatro estanques.
— ¿Por qué hay cuatro estanques? — Pregunto curiosa Dark.
— Ni idea. Black Hart solo nos dijo que si queríamos tener un estanque, que hiciéramos uno por cada miembro del equipo menos Skar, por que él casi nunca esta aquí… es lo único que se. — Respondió Expion — Bueno, este va a ser tu estanque, aquí te dejo. — Dijo mientras la dejaba suavemente en el suelo a orillas del estanque — Avísame cuando termines para mostrarte tu habitación. — Expion iba a irse hasta que siente que algo le afirmaba por el pie, al volverse se da cuenta de que Dark habia sacado sus orejas y que era su cola lo que le afirmaba mientras se reía suavemente sentada — Se puede saber ¿Qué significa esto? — Dijo Expion esperando una respuesta.
— Significa que ¿Por qué no mejor… en vez de irte y esperar a que termine... — Decía Dark en un tono bastante seductor y provocativo — te quedas y me haces compañía para que no este tan sola? Así podríamos conocernos mucho mejor. — Le decía mientras se quitaba la armadura quedando solo con el traje que llevaba debajo, el cual estaba totalmente apegado a su cuerpo resaltando toda su figura, al tiempo que se recostaba en el suelo en una postura muy provocativa y le miraba de una forma totalmente lujuriosa, lo cual hizo que Expion además de incomodo se pusiera muy nervioso debido a que era la primera vez que le pasaba algo así.
Expion intento irse sin más, pero la cola de Dark no le dejaba, pero aun así insistió. Dark al ver esto pensó que no iba a dejar escapar esta oportunidad que se le habia presentado, por lo que le cogió de las mano, y lo jalo hacia ella provocando que perdiera el equilibrio haciéndole caer, y Expion al amortiguo la caída con sus mano, no se dio cuenta que una de ellas acabo encima de uno de los pechos de Dark y él quedando encima de ella en una postura muy comprometedora.
— Ah… — Gimió Dark al sentir la mano de Expion sobre su pecho, en cuanto Expion intento sacar su mano, ella poso la suya sobre la de él y presiono para que no pudiera sacarla, provocando que soltara otro gemido que intento ahogar — mmm… ¿Qué dices? ¿Me haces compañía? ¿Aunque sea por esta noche? — Le dijo ella en un tono totalmente lujurioso, mientras envolvía su cola alrededor de la cintura de Expion.
— (¿Qué hago? ¿Qué hago? ¿Qué hago? Piensa Expion, piensa ¿Cómo le hago para salir de esta?). — Pensaba Expion mientras sentía como empezaba a sudar por debajo de su armadura.
Expion nerviosamente intento quitarse de encima sutilmente para que Dark no se diera cuenta, pero en cuanto intento hacerlo, Dark giro sobre si misma arrastrando también a Expion. Ahora era Expion quien estaba tumbado en el suelo y Dark estaba encima de él, sentada con las piernas abiertas sobre su cintura y para empeorar su situación, su casco se habia caído debido a la rudeza del movimiento, dejándole solo con la mascara que cubría su cara, pero dejando a la vista su pelo corto, algo desordenado y de color marrón rojizo, con unos mechones de un blanco plateado, también dejo ver unos ojos de un color marrón oscuro y rodeados por parpados negros. Esto sumado a la tenue iluminación de las antorchas, le daban tal atractivo, que a pesar de las orejas zorrunas que se asomaban en su cabeza, nadie diría que ese ser era un demonio. Esto provoco que Dark se ruborizara y que también se quedara totalmente hipnotizada con tal belleza, aunque no fuera su rostro completo, sintió el deseo de acariciarlo.
— ¿Qué eres? ¿Por qué pareces un ángel? — Decía Dark mientras le acariciaba el rostro con su mano.
— Dark… por favor… no sigas con esto. Tú no sabes absolutamente nada sobre mí. — Decía Expion mientras se quitaba la mano de Dark gentilmente y la apartaba con la misma gentileza para así poder incorporarse — Lo siento, pero créeme. No te conviene tener algo conmigo. Podrías meterte en muchos problemas si lo haces. — Le advirtió Expion a Dark una vez que se incorporo por completo y caminaba a recoger su casco — Piensa en lo que te he dicho. Si eres lista, harás como los demás demonios y te alejaras de mí. Ha, y tu habitación esta en el segundo pasillo de la izquierda. — Dijo Expion antes de irse de aquella habitación, dejando a una Dark confundida y pasmada.
Minutos después de que Expion se fuera de ahí, Dark logra regresar en si misma, pero con muchas dudas que resonaban en su cabeza.
— ¿Pero que a sido eso? — Se decía a si misma intentando comprender lo que habia ocurrido entre ella y Expion — Se supone que él no es así… ¡Se suponía que esto no tendría que pasar así! — Decía ella mientras golpeaba el piso — ¿Por qué? ¿Por qué es tan amable, tan considerado? ¿Por qué es tan bello? ¿Por qué no concuerda con nada de lo que me dijeron sobre él? Hermano… ¿Es que acaso tenias razón y él no es como todos dicen? — Se preguntaba a si misma al mismo tiempo que intentaba responderse, pero sin éxito — Supongo que eso lo averiguare con el tiempo, después de todo… fue por su culpa que moriste… hermano… ¿verdad? — Se decía a si misma debido a la confusión que Expion significaba para ella — Mejor me baño o nunca podré averiguar nada si tengo el cuerpo tan sucio. — Dijo al recordar el aspecto que tenia.
Acto seguido Dark se comenzó a bañar en el estanque. Mientras tanto, Expion se dirigía a su habitación, una vez que entro en ella soltó su casco dejándolo caer al suelo mientras él caía de rodillas intentando sostenerse a la pared con una mano, a la vez que la otra se la llevaba a taparse la boca y la nariz al tiempo que tosía un poco.
— Habia oído que los nekomatas desprenden un cierto aroma muy dulce cuando se excitaban para distraer a su presa y atraerla… pero jamás pensé que de verdad fuera tan fuerte y tentador… por poco pierdo el control con ella. — Se decía a si mismo mientras se incorporaba de nuevo dejando ver unos brillantes ojos rojos como la sangre y una pupila rasgada de forma vertical que brillaba de un dorado muy intenso — Desde ahora tendré que ser más cuidadoso con ella. No quiero tener problemas con los nekomatas por cargarme a uno de los suyos… mejor me voy a dormir, pero antes. — Dijo mientras empezaba a acumular energia en su mano derecha — Espíritu de Luna. — Inmediatamente se formo una pequeña esfera de color plata que brillaba tenuemente — Ve con Dark y muéstrale su habitación por el momento, pero desde mañana le mostraras toda la zona y sus alrededores ¿Entendido? — La esfera hace un movimiento que Expion interpreta por un “si” — Bien, ahora, ve. — Inmediatamente la esfera se fue volando hacia donde estaba Dark.
— Espero que cuando se encuentre con Dark ya pueda hablar. — Dijo al ver como se iba aquella esfera.
Y así Expion recoge su casco, se lo vuelve a poner, deja sus armas y la guadaña destrozada de Dark en una mesa y se recuesta en su cama, preparado para dormir.
— Solo esperadme dragones. Por que pronto llegara mi venganza, y deseareis nunca haberos metido conmigo. — Dijo antes de cerrar sus ojos y quedarse totalmente dormido.

Capitulo 4: Secretos y seducciones. 2ª parte.

En alguna parte del desierto.
Bajo un cielo encapotado, entre la lluvia, descansaba mojado por la lluvia lo que parecía ser la figura de un hombre con una armadura con forma de dragón de un color mas negro que el cielo que habia… era el muñeco de sombras que Expion habia creado y dejado ahí para que se disolviera solo, pero, de entre las sombras aparece una criatura con apariencia humanoide pero con un gran parecido a una mantis religiosa, era Manter, un subordinado de lucifer.
— Aquí esta ese muñeco. — Dijo una vez que encontró lo que buscaba — Me pregunto para que querrá el Amo Lucifer este muñeco. — Se pregunto a si mismo antes de coger aquel muñeco en brazos y desaparecer entre las mismas sobras en las que apareció.

En la cueva de los Black Demont.
Dark habia terminado de bañarse y limpiar su armadura y se dirigía a la sala de estar a ver si Expion seguía ahí. Para su descontento Expion ya se habia ido a su habitación y ella no sabia cual era la suya o la de él.
— Expion no me ha esperado… parece que se ha enfadado conmigo. — Dijo un poco entristecida — Bueno, y ahora como le hago para saber cual es mi habitación. — En eso aparece una pequeña esfera plateada brillante en frente de ella — ¿Eh?... ¿Qué se supone que eres? — Dijo Dark al ver aquella brillante esfera.
— Hola, soy un Espíritu de Luna y seré yo quien te enseñara la cueva y sus alrededores. — Dijo aquella esfera con una voz tierna e infantil dejando a Dark totalmente perpleja.
— (¡Puede hablar!) Ah… em… ¿Se puede saber de donde saliste? y sobre todo ¿Cómo es posible que puedas hablar? Porque que yo sepa, los espíritus pequeños no hablan — Pregunto Dark dejando ver su perplejidad lo cual ofendió un poco al pequeño espíritu que tenia en frente.
— No me compares con esos espíritus de bajo nivel. — Respondió aquel espíritu algo molesto — Yo soy un espíritu de alto nivel creado con energia lunar, no como esos espíritus comunes que se crean con los elementos más simples. — Dijo finalmente aclarando todas las dudas de Dark y dejándole muy en claro que no le subestimase.
— (Huí, este espíritu tiene un carácter fuerte) ¿Por qué no te vi cuando llegue? — Volvió a preguntar Dark pero con más respeto esta vez para no ofenderle.
— Pues porqué yo solo salgo cuando me toca trabajo, el resto del tiempo me voy por ahí o simplemente me oculto en mi dueño para descansar y tomarme una siesta — Respondió aquel espíritu ya más calmado.
— ¿Y quien es tu dueño? — Siguió interrogando Dark.
— Pues Expion-kun ¿Quién mas sino tendría el poder suficiente para traerme a este mundo? — Respondió aquel espíritu, a Dark le tomo unos segundos en reaccionar ante esa respuesta.
— ¿Queeeeeee? Dices que Expion fue quien te creo… — Dijo Dark al enterarse de eso — un momento ¿Le has llamado Expion-kun? ¿A que viene el “kun”? — Pregunto al darse cuenta de cómo habia llamado ese espíritu a Expion.
— Primero. Es una larga historia y te la contare otro día, pero te puedo decir que yo le llamo así porque Expion-kun y yo somos muy buenos amigos y segundo, Expion no me creo, yo ya existía antes de conocerle, él solo me trago a este mundo al invocarme — Respondió aquel espíritu dejando a Dark nuevamente perpleja — Después te lo explicare todo, ahora será mejor que te enseñe tu habitación para que duermas un poco, se te ve un poco cansada. — Dijo al ver bostezar a Dark debido al sueño y el cansancio.
— Si, será mejor que duerma un poco o mañana no seré capaz ni de darle una paliza a los dos idiotas que tengo por compañeros. — Respondió Dark al sentir que sus parpados empezaban a pesarle.
— ¿Te refieres a Raven y Lurk? Esos son unos cerebros de mosquito, me sorprende que los admitieran en el equipo.
— Veo que compartes la misma opinión de Expion con respecto a esos dos — dijo Dark al ver que ese espíritu no tenia ningún respeto hacia Raven o Lurk — Bueno espíritu, dime cual es mi habitación.
— Tu habitación esta al lado de la de Expion-kun, por aquí. — Le dijo mientras le indicaba en que dirección ir — Y no me llames espíritu, no me gusta que me llamen como si fuese un fantasma o algo parecido. — Dijo mientras guiaba a Dark hasta lo que seria su habitación de ahora en adelante.
— ¿Y como quieres que te llame? ¿Acaso tienes nombre? — Pregunto Dark con algo de burla.
— Si — Dark se sorprendió ante esa respuesta — me llamo Zero.
— A… vale… — Fue lo único que dijo Dark ante la respuesta del pequeño Zero.
Estuvieron unos segundos sin hablar hasta que llegaron a una puerta hecha con tela muy fina y al atravesarla entraron en lo que seria la habitación de Dark. La habitación era humilde, pero muy acogedora, era iluminada por una solo antorcha, habia una pequeña mesa de madera en una esquina, y una silla también de madera, una cama de madera con unas mantas y un pequeño manantial. Sin duda la habitación no era la de una reina, pero era perfecta con respecto a las necesidades básicas de una nekomata.
— Wou ¿Esta es mi habitación? Pues, se ve bastante cómoda. — Dijo Dark asombrada. Acto seguido se fue a sentar en la cama — Y la cama es bastante cómoda también.
— Oye ¿Qué te paso en el tobillo? — Pregunto Zero captando la atención de Dark — Es que hace rato que te veo cojear y se te ve un poco inflamado, por eso te lo pregunto.
— Ah… esto… jeje… es que, después de la batalla me tropecé con una piedra y me doble el tobillo cuando venia para acá por lo que Expion me tubo que cargar el resto del camino je… jeje… — Respondió Dark riéndose un poco para ocultar la vergüenza que le daba todo eso.
— Mira que eres patosa, solo un idiota se tropieza con una piedra y se dobla el tobillo ¿Segura que eres nekomata? porque no lo párese. — Dijo Zero haciendo que Dark se cabreara un poco por su comentario, pero luego le llamo la atención la pregunta que hizo.
— (Quién se cree que… un momento) ¿Cómo sabes que soy una nekomata? — Pregunto Dark con curiosidad.
— Pues, porque se te nota… — Dijo Zero, pero no termino la frase porque Dark le interrumpió.
— Increíble, ¿Lo has sabido con solo verme? — Dijo Dark.
— Emm… no, lo que en realidad quería decir era que se te notan la cola y las orejas. — Explico Zero cuando pudo terminar la frase.
— ¡Joder, ya decía yo que algo se me olvidaba! — Dijo alarmada Dark.
— (Joo, que despistada) — Pensó Zero — Bueno, yo me voy, mañana toca trabajo y tú tienes que descansar, adiós. — Se despidió Zero antes de irse.
Después de eso Dark estaba totalmente confundida, hasta que Zero volvió a aparecer — Casi se me olvida, tus cosas están debajo de la cama y tu guadaña te la entregara Expion-kun mañana por la tarde y esto es un favor que te haré por ser la nueva, pero no te acostumbres. — Dijo mientras comenzaba a girar alrededor del tobillo de Dark, el cual comenzo a brillar y termino estaba totalmente recuperado — Bueno yo ya me voy, adiós. — Dijo Zero antes de irse definitivamente.
Dark miro debajo de la cama y en efecto, ahí estaba la bolsa que ella habia ocultado antes de la batalla, le sorprendía que estuviese ahí. Saco la bolsa y se aseguro que estuviera todo, no faltaba nada, luego saco lo que parecía ser un papel doblado que decía “Para Dark Moon”, luego se recostó en la cama y empezó a hablar consigo misma.
— Ok, veamos… hoy he avanzado poco, he sido derrotada por Expion, me he visto obligada a unirme a este equipo, me he dado cuenta de que Expion no es como me habían dicho que era, descubrió que yo soy una nekomata, no sucumbe a mis encantos y seducciones, es capaz de usar dos elementos, pero lo oculta y por si fuera poco es capaz de ejecutar técnicas lunares, cosa que es imposible para los demonios por lo que se. — Reflexionaba Dark mientras recordaba todo lo sucedido ese día — Aunque esa técnica de luna que uso…

----------Flash Back----------

— He ganado…— dijo Dark relajándose — bueno por lo visto no me uniré a este grupo, pero al menos tendré una cita para consolarme — dijo para si misma con cierto sarcasmo y bajando totalmente la guardia.
— ¡No estés tan segura de eso! — Escucho Dark, inmediatamente levanto la vista y vio como Expion caía desde el cielo a toda velocidad, con una de sus espadas envuelta en un aura rojo escarlata, preparada para dar un buen golpe — Toma esto ¡Luna sangrienta!

----------Fin Flash Back----------


… era bastante rara y no parecía ser una técnica de luna normal. Con las cosas así, no podré cumplir mi venganza contra él. — Decía Dark, luego tomo el papel que resulto ser una carta, la abrió y la leyó.

----------Carta----------

Hola, mi identidad no es importante, pero si la información que tengo para ti. Como ya sabrás tu hermano Pirs a muerto en una misión, bueno, pues te están ocultando algo y es que tu hermano no murió a manos de los ángeles, sino a manos del demonio llamado Expion, el cual le uso de escudo para protegerse del ataque de un ángel. Pronto te llamare para darte el plan que te permitirá matarle sin levantar sospechas, todo parecerá un accidente y no se te condenara. Por cierto, dentro de poco te llegara la guadaña de tu hermano, ya que eres el único familiar que el tiene, adiós.

----------Fin de carta----------


Después de leer esa carta, la volvió a doblar, la guardo en su bolsa y saco lo que parecía ser un colgante con el símbolo de un rayo con espinas, luego se metió debajo de las mantas para dormir.
— (Ante de hacer cualquier cosa, creo que tendré que investigar un poco con respecto a él). — Pensaba Dark mientras veía aquel colgante que tenía en su mano — (Hermano, juro que vengare tu muerte, aunque sea lo ultimo que haga) — Pensaba Dark antes de quedarse profundamente dormida.
— (Valla, valla, parece que esta gatita se guarda unos cuantos secretos, pero parece estar confundida en cuanto a Expion-kun… lo mejor será que no le diga de esto hasta estar seguro de lo que planea) — Pensó Zero que habia disminuido su luminosidad para esconderse detrás de la puerta de tela que separaba aquella habitación del pasillo.

A la mañana siguiente…
Expion despertaba de su sueño como cualquier otro día, fue a ver si Zero seguía durmiendo en la cama que el habia hecho especialmente para el.
Zero roncaba como cada mañana.
— (Sigue roncando, ayer trabajo mucho recorriendo las zonas que faltaban por explorar. Mejor le dejare dormir un poco más) — Pensaba Expion mientras veía dormir al pequeño Zero.
Después de esto cogio sus espadas, se las coloco en la espalda, luego cogio una bolsa y unas vestiduras de tela que parecían ser humanas y salio de su habitación. Cuando llego a la sala principal, le estaban esperando Raven, Lurk y Dark en compañía de Black Hart, esto sorprendió un poco a Expion.
— ¿Pasa algo?
— Si. De que por lo visto tenéis una misión en la que exigen la presencia de todo el equipo, pero especialmente la tuya Expion — Respondió Black Hart de manera fría y aterradora.
— Debe ser muy importante si exigen a todo el equipo, normalmente solo piden a dos o tres por misión. — Comento Raven con suma curiosidad.
— ¿De que se trata esta vez maestro? — Pregunto Lurk igual de curioso.
— Se trata de un dark angel — Respondió Black Hart conservando su tono frío y aterrador. En aquel momento todos se quedaron callados.
— ¿Esta seguro de eso? ¿No que los dark angel habían permanecido inactivos hasta la fecha? — Pregunto Dark que no podía creer lo que oía.
— Si, pero tal parece que han decidido volver a la acción, o por lo menos este lo a decidido. — Volvió a responder Black Hart esta vez de forma más seria — El caso es que parece haber problemas con este y se requiere de nuestro servicio.
— Hace un rato dijiste que exigían especialmente mi presencia ¿Se puede saber por qué? — Pregunto Expion algo desconfiado.
— Eso se debe a que por lo visto no hablamos de un dark angel cualquiera. — Dijo Black Hart de forma aun más seria — Sino de uno llamado Eliost.
— ¿Eliost? — Preguntaron todos al unísono.
— Así es — Dijo Black esta vez con un tono más frío — y por lo visto es muy poderoso, por eso te exigen especialmente a ti Expion, ya que eres el miembro más fuerte del equipo.
— ¿Qué tan poderoso es? — Pregunto Raven.
— No estamos muy seguros, pero ya ha destruido seis campamentos tanto de demonios como de ángeles — Respondió Black Hart
— Entonces estará buscando algo, porque no creo que destruya tantos lugares solo por diversión. — Dedujo Expion — Pero la pregunta es ¿Qué esta buscando?
— No estamos seguros pero sospechas que busca una reliquia del poder, ya que según siguiendo la dirección de los campamentos destruidos han deducido que se dirige hacia una zona neutral al norte en la frontera de Egipto y Libia cerca del mar mediterráneo. — Dijo Black Hart mientras sacaba el informe que le habían dado para entregárselo a Expion.
— ¿No es esa una zona que todavía esta siendo disputada con los ángeles? — Pregunto Expion mientras leía el informe.
— Si, pero a él no parece importarle, ya que la reliquia parece estar en medio de los dos bandos. — Respondió Black Hart.
— ¿En cuanto tiempo llegara a ese lugar maestro? — Pregunto Lurk.
— Creen que llegara en cuatro dias si sigue al mismo paso al que ha ido hasta ahora. — Respondió Black Hart.
— La frontera esta a dos dias de aquí, sí partimos hoy mismo tendremos tiempo para preparar una buena estrategia. — Dijo Expion una vez que termino de leer el informe.
— Por primera vez opinamos lo mismo. — Dijo Lurk
— Si, pero tendríamos que atravesar zonas habitadas de humanos y por no contar que tendremos que pasar la noche ahí — Dijo Dark.
— Eso no es problema, le diré a Zero que busque un lugar por donde podamos pasar desapercibidos y pasar la noche. — Respondió Expion.
— Tendréis a alguien esperándoos en Marsa Matruh, se llama Kaiji Suji, ella les ayudara a pasar noche. — Dijo Black Hart mientras le pasaba un papel doblado a Lurk — En ese papel esta el como podréis encontrarla.
— Pero ¿Qué pasa con Skar? — Pregunto Raven.
— Ya he enviado un mensajero para que le diera el aviso, seguramente se encontrara con vosotros en la frontera. — Respondió Black Hart mientras se marchaba y antes de salir de la cueva se detuvo y dijo — Antes de que me olvide, otra razón por la que te pidieron especialmente a ti es por que el maestro Lucifer ha pedido que tú seas el líder de la misión — Dijo antes de desaparecer en el oscuro pasillo de la cueva dejando a todos sorprendidos por la noticia que había dado.
— Yo… ¿Líder?... — Dijo Expion sin poder creer lo que acababa de oír y sin saber lo que eso significaría de ahora en adelante.


Extra de la historia

Aparecen Raven y Lurk en un estudio de presentación de los que se ven por la tele y vestidos con traje.
— ¿Es necesarios llevar traje? — Dijo Raven intentando soltarse un poco la humita.
— Si, son normas de la empresa ya las conoces. — Dijo Expion por medio de un altavoz desde la cabina de control — Entramos al aire en 5 minutos
— Al menos déjanos quitarnos estas humitas tan ridículas, aprietan y creo que a Lurk le esta empezando a faltar el aire. — Dijo Raven mientras veía como Lurk caía al suelo y empezaba a tornarse de un color azul y luego morado (Lurk es una serpiente de color café oscuro).
— ¡Serás un cerebro de mosquito se esta asfixiando! ¡Quítale la maldita humita, si se nos muere nos quedamos sin continuar la historia! — Dijo Expion alarmado al ver que Lurk se les moría.
— ¡Joder es cierto! — Inmediatamente Raven le arranco la humita de un tirón permitiéndole a Lurk respirar, el cual al no sentir aquella presión en su cuello abrió la boca y tomo una enorme bocanada de aire recuperando su color.
— Gracias chicos, por un momento pensé que no la contaba — Dijo Lurk mientras se incorporaba aliviado de seguir vivo.
— Lurk vuelve a ponerte la humita pero más sueltas esta vez y entramos al aire en 3 minutos. — Anuncio Expion — Dark ¿ya estas lista?
— ¿De verdad tengo salir así? — Dijo Dark desde detrás del escenario.
— Si queremos conservar nuestro trabajo, si. — Respondió Expion.
— Vale, joo. — Dijo Dark resignada.
Dark salio vestida con un vestido de gala color rojo intenso, un escote discreto pero seductor, el pelo suelto, la cara perfectamente maquillada, usando unos tacones de punta también rojo intenso y con la cola y sus orejas de gato al descubierto, inmediatamente todos los demonios y ángeles hombres que había entre el publico y en el estudio comenzaron a silbar, gritar piropos y otras cosas, Lurk se puso a babear totalmente embobado y algunos recibieron una reprimenda por parte de sus novias y sus madres, todo esto provoco que Dark se sonrojara.
— Entramos al aire en 1 minuto, todos a sus puestos y Lurk deja de babear — Anuncio Expion.
Inmediatamente todos tomaron sus posiciones, Lurk dejo de babear, Dark se quito el sonrojo, Lurk se puso la humita, esta vez más sueltas para no repetir el incidente de antes y prepararon las cámaras y las luces.
— Entramos al aire en 5… 4… 3… 2… 1… — La luz se va inesperadamente estropeándolo todo — ¡Maldita sea! — Grito Expion furioso.

Dragonfox Expion
Nihon nivel 1
Nihon nivel 1

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 17/02/2011
Edad : 24
Localización : En la cueva de la luna. Donde habitan las rosas negras

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por ferkus naruto el Mar 10 Ene 2012, 05:19

esta muy bien

ferkus naruto
Nihon nivel 4
Nihon nivel 4

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 18/03/2011
Edad : 20
Localización : valladolid

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por Dragonfox Expion el Lun 16 Ene 2012, 10:03

Para aclarar dudas en el extra, las humitas en Chile son lo que aquí en españa se conoce como pajarita creo, jejejeje, eske acabo de enterarme, jejejeje.

Mogollon de tiempo despues...
Por fin vuelvo con el capitulo 5 de esta historia XD.
No os retraso mas, aki os la dejo.

En capítulos anteriores:

—… el maestro Lucifer y ha aprobado mi sugerencia de que se nos un nuevo miembro más para compensar la perdida de Pirz…
—… mi nombre es Dark Moon… mi condición para unirme es que me derrotéis en batalla…
—… toma esto ¡Luna sangrienta!...
—… ¡Oh no! se supone que nadie debía enterarse de lo que soy…
—… tranquila no le diré a nadie que eres una nekomata…
—… soy un espíritu lunar… me llamo Zero… Expion-kun es mi dueño…
—… ¿Por qué no se parece a como me dijeron que era?… hermano vengare tu muerte aunque sea lo último que haga…
—… tenéis una misión en la que exigen la presencia de todo el equipo, pero especialmente la tuya Expion…
—… ¿Por qué?...
—… un dark angel… llamado Eliost…
—… partiremos hoy mismo…
—… el maestro Lucifer a pedido que tú seas el líder de esta misión…
— Yo… ¿Líder?...


Capitulo 5: Kaiji Suji y el fuego negro, el elemento oculto de Expion.

En la cueva todos estaban callados, Expion todavía no podía salir del asombro de la noticia que acababa de recibir, nunca antes habia sido líder en algo y era la primera vez que le exigían al equipo tener un líder de misión, nadie estaba preparado para lo que se les venia encima. Finalmente fue Lurk quien rompió aquel silencio sepulcral.
— Así que… por lo visto serás el líder en esta misión. — Dijo Lurk mirando a Expion.
— Tal parase que si, — Dijo Expion reaccionando — porque si se tratase de una broma de mal gusto, Black Hart ya habría aparecido riendo a carcajadas como otras veces — Menciono al recordar otras veces en las que Black Hart les habia tomado el pelo.
— Pues parece que esta vez es cierto. — Dijo Raven — No malinterpretes lo que voy a decir, pero tomando en cuenta lo que nos han dicho, solo por esta vez no discutiré o peleare por quien debe ser el líder de la misión, solo porque no quiero que se repita lo que paso con Pirz, ya que esta vez podría pasarle a cualquiera de nosotros. — Manifestó Raven sorprendiendo a Expion de que no quisiera discutir o pelear, en ese momento Dark se entristeció un poco al aquello, pero nadie lo noto.
— Digo lo mismo, porque ¿Quién sabe a quien le tocara morir si alguien comete un error? Mejor no arriesgarse y salir todos vivos. — Expreso Lurk sorprendiendo aun más a Expion ya que nunca antes habían sido tan concientes de la situación.
— Vale… gracias chicos… creo — Dijo Expion agradeciendo las palabras de sus compañeros — ¿Y tú Dark? ¿Qué dices? — Pregunto mirando atentamente a Dark.
— Yo soy nueva aquí, así que no tengo nada que objetar, si esas son las órdenes, pues las respeto. — Dijo Dark todavía algo entristecida, pero solo Expion se dio cuanta de eso.
— Vale, pues en ese caso déjenme ir a despertar a Zero y partiremos después de reparar tú guadaña Dark. — Dijo Expion dando comienzo a lo que seria su primera experiencia como líder de una misión — Lurk, Raven preparad mientras tanto vuestras mejores armas, las vamos a necesitar.
— Al fin podré estrenar mi nueva lanza. — Dijo Raven contento al ver aquella oportunidad.
— Yo no tengo ningún arma que estrenar… así que creo que usare mis garras de combate. — Dijo Lurk después de pensarlo un poco.
— Bien, pues nos veremos dentro de treinta minutos en la entrada de la cueva. — Anuncio Expion mientras se iba directo a su habitación.
Lurk y Raven se fueron a sus habitaciones para preparar todo lo que necesitarían, pero Dark se quedo a esperar a que Raven y Lurk se fueran, solo para dirigirse a la habitación de Expion desapareciendo entre las sombras de aquel pasillo. Mientras tanto Expion llegaba a su habitación y encendía la antorcha que habia encima de su cama lanzando una pequeña bola de fuego de su mano, la habitación era igual que la de Dark a excepción de que la cama no tenia mantas, era solo un colchón y que encima de la mesa habia una cúpula de madera con un orificio de entrada de la que salía una luz plateada y se escuchaban unos ronquidos.
— Zero despierta, tenemos una misión a la que asistir — Dijo Expion mientras golpeaba suavemente aquella cúpula para despertar a Zero.
— Mmmm… ya me despierto, ya me despierto, joo — Decía Zero quejándose mientras salía de lo que al parecer era su cama — ¿Qué pasa? ¿Acaso tenemos una misión importante o algo así? — Decía medio dormido.
— ¿Qué comes que adivinas? — Dijo sarcásticamente Expion provocando que se Zero se despertara del todo.
— No jodas ¿Lo dices enserio? — Pregunto Zero sobresaltado.
— Si, lo digo enserio y si no te apuras en asegurar el perímetro no podremos partir nunca. — Respondió Expion.
Inmediatamente Zero salio escopetado de la habitación hacia fuera de la cueva para asegurarse de que no hubiera humanos pasando cerca de hay debido a que era temprano y era riesgoso salir así como así. Después de que Zero se fuera Expion cogio la guadaña destrozada de Dark, la puso en el suelo, se arrodillo, unió los pedazos y empezó a unirlos rodeando la zona dañada con una energia oscura que desprendía con una mano y con la otra expulsaba fuego. Mientras hacia esto, Expion estaba siendo espiado por Dark desde detrás de la puerta de su habitación, él no se dio cuanta de esto hasta que termino de reparar la guadaña.
— Listo, ahora solo resta esperar a que se enfrié. — Dijo Expion mientras se levantaba y dejaba la guadaña en la mesa — Ya puedes salir de tu escondite Dark.
— Veo que has terminado con las reparaciones. — Dijo Dark con tono seductor mientras entraba en la habitación de forma seductora.
— No vengas con tus jueguitos ahora, porque tenemos una misión muy importante a la que asistir — Dijo Expion con tono serio al ver las intenciones de Dark.
— Lo sé, pero dijiste que estuviéramos en la entrada de la cueva en treinta minutos y han pasado solo diez, por lo que tenemos veinte minutos para terminar lo que empezamos anoche — Dijo Dark mientras se abalanzaba sutilmente sobre provocando que cayeran en la cama con ella encima de él.
— No empecemos Dark, esta es una misión muy importante para mí por lo que no tengo tiempo para tus juegos eróticos. — Dijo Expion quitándose a Dark de encima de forma casi brusca dejándola tirada en la cama y levantándose.
— Sé que se trata de un dark angel, pero eso no significa que no podamos darnos un tiempo. — Dijo Dark aun tirada en la cama en una postura muy provocativa.
— Tú no lo entiendes… para mí… acabar con los dark angel es un asunto personal — Decía de espaldas a Dark dejando que en su voz se notara un tono de ira y rencor lo cual asusto un poco a Dark — Tu guadaña ya debe haberse enfriado, cogela y vete a tu habitación a preparar lo que vas a llevar, yo ya termine, te estaré esperando con los demás en la entrada de la cueva, no te retraces. — Dijo de forma severa antes de coger sus espadas una bolsa y largarse de la habitación.
Ante lo sucedido, Dark se quedo en silencio unos minutos antes de reaccionar.
— ¿Qué fue eso? Por un momento parecía ser otro demonio totalmente diferente. — Dijo Dark mientras se levantaba de la cama y cogía su guadaña todavía algo sobresaltada — Mejor me voy a arreglar mis cosas para la misión, haber si me calmo un poco durante el viaje. — Después de esto salio de la habitación de Expion para dirigirse a la suya.
Cuando Dark salio de la cueva con su guadaña y una bolsa en el hombro todos la esperaban con el pequeño Zero ahí presente.
— Zero ya ha verificado la zona y es seguro partir ahora, pero tendremos que ser cuidadosos debido a que esta pasando una caravana cerca de aquí, así que comprobar que no se os olvida nada y partiremos. — Dijo Expion con voz firme y seria, casi no parecía ser el mismo.
— Ok. — Dijeron todos.
— Y antes que me olvide, Raven no vueles muy alto o podrían verte, así que intenta volar cerca del suelo. — Dijo Expion.
— Eso no es problema, recuerda que soy un maestro del vuelo. — Dijo Raven presumiendo de sus dotes como volador.
— Eso mismo dijiste en nuestra última misión y acabaste estrellándote no se cuantas veces contra los árboles del lugar y… — Decía Lurk hasta que Raven le interrumpió dándole un puñetazo en la cabeza dejándole semiinconsciente en el suelo.
— Ya te dije eso fue porque se me metió algo en los ojos estupida lombriz de tierra. — Decía Raven claramente molesto.
Esto produjo que a Expion, Dark y Zero les saliera una gota de sudor detrás de la cabeza debido a lo patético de la situación. Luego de ver que no les faltaba nada, partieron a toda velocidad en dirección a la frontera con Expion y Dark corriendo, Raven volando y Lurk que todavía no se recuperaba del puñetazo era llevado por Raven.
— ¿Por qué siempre tengo que llevar yo al tonto de Lurk en todas las misiones? — Pregunto Raven.
— Porque él no puede volar y tampoco puede correr muy rápido, por eso tienes que llevarle y además fuiste tú quien le dejo K.O. — Respondió Expion.
— Vale — Dijo Raven a regaña dientes.
El resto del camino lo recorrieron en silencio, Dark solo miraba a Expion de vez en cuando y se preguntaba porque su personalidad habia cambiado tan bruscamente. Siguieron así hasta que se hizo de noche y todos estaban cansados y hambrientos, no habían parado desde que partieron y al salir tan pronto no les dio tiempo de desayunar.
— Expion ¿Podemos parar un momento? — Dijo Dark antes de tropezarse con una piedra y caer al suelo — ¡Ay! No de nuevo — Dijo mientras se sentaba y comprobaba que no se habia torcido nada, cuando vio que no tenia nada se intento levantar, pero debido al hambre y la fatiga sus piernas le fallaron y volvió a caer, pero esta vez fue sostenida por Expion que rápidamente la freno para que no se cayera al suelo de nuevo.
— Mejor te ayudo antes de que te vuelvas a caer — Dijo Expion mientras se llevaba a Dark al hombro.
— Gracias, pero puedo caminar — Dijo Dark algo avergonzada.
— No era una sugerencia, además, no te lo tomes tan enserio, todos estamos cansados y con hambre, mira a Raven, no puede ni volar por la fatiga y Lurk tiene que ayudarle a caminar. — Respondió Expion mientras miraba a Lurk, que se había recuperado, llevarse al hombro a Raven debido a que la fatiga le hizo caer y lastimarse un ala.
— ¿Cómo ha podido lastimarse? — Pregunto Dark confundida.
— Recuerda que Raven es una gárgola y como tal su cuerpo esta hecho de roca, pero sus alas no, por lo que pueden lastimarse en esa zona. — Le aclaro Expion mientras dirigía su mirada hacia Zero — Zero ¿Más o menos a cuanto estamos de Marsa Matruh? — Pregunto.
— Creo que nos faltan dos kilómetros — Respondió Zero.
— De acuerdo ¿De casualidad alguno sabe como es esa tan Kaiji Suji? o ¿A que clan pertenece? — Pregunto Expion.
— No, pero no creo que sea difícil de localizar entre tanto humano. — Dijo Lurk — Y además, en el papel que me entrego el maestro dice que su casa esta en el centro de la ciudad y que nos estará esperando en las afueras para guiaron dentro.
— Vale, pues en ese caso sigamos — Ordeno Expion.
Estuvieron caminando durante un tiempo hasta acercase a las afueras de la ciudad donde se detuvieron en una enorme roca que hizo aparecer Lurk para descansar un poco, pero al rato después se vieron interrumpidos por una voz femenina que les hablo desde lo alto de aquella roca.
— Al fin llegan, ya me estaba cansando de esperarlos. — Dijo aquella voz.
Inmediatamente todos miraron y vieron una silueta femenina alada que descendía lentamente hasta llegar al suelo — Se os ve un poco cansados ¿Acaso el viaje pudo con ustedes? — Dijo aquel ser con tono burlón.
Era una mujer joven de al menos 22 años, su pelo era largo de un color rojo como la sangre y tomado en dos coletas, se podían dos cuernos pequeños y negros sobresalir en su cabeza, sus ojos eran igual de rojos que su pelo, en su cuello llevaba una cinta de cuero de color negro que en el centro llevaba una calavera sosteniendo una anilla, su cuerpo era similar al de Dark, pero más desarrollado, sobretodo en la zona del pecho, su vestimenta era igual de seductora que su cuerpo, llevaba unas hombreras de color púrpura que acababan en puntas hacia los lados asemejándose a lo hombros de una armadura y que se cerraban en el medio de su pecho, vestía un traje ajustado de color rojo con zonas negras que empezaba cubriendo un poco más de la mitad de sus pechos con dos tejidos con forma de cuernos sobresaliendo en esa zona y que terminaba en su cintura rodeando sus piernas dejando los muslos descubiertos y llevaba el dibujo de un dragon rojo en la zona del abdomen, también llevaba unos guantes que cubrían hasta por encima del codo, eran de color púrpura hasta la zona del codo en el que llevaba una protección que imitaba unas escamas con una espina que apuntaba hacia abajo, el resto era negro hasta la mitad del bíceps, en las piernas llevaba unas botas de color púrpura que llegaban hasta la rodilla y que imitaban a las de un dragón por las formas de escamas pequeñas y garras en el pie, la forma de escamas pequeñas por encima del pie y la otras más grande y exageradas que terminaban en unas rodilleras que eran de color negro en el centro, llevaba en el muslo derecho un cuchilla sujeta con una liga de color púrpura, de su espalda se extendían unas alas negras por un lado y rojizas por el otro y llevaba una guadaña unitaria de una forma bastante curiosa de color plateado. Expion se dio cuenta de que el filo de la guadaña estaba manchado con sangre, lo cual significaba que habia matado o herido a alguien hace poco.
— ¿Tú eres Kaiji Suji? — Pregunto Lurk algo desconfiado, mas no pudo evitar recorrer con su mirada todo el cuerpo de la susodicha.
— Si, soy yo, Black Hart me pidio que os esperara aquí. — Respondió Kaiji con tono simpático, mas su mirada cambió a una poco simpática al reconocer a Expion.
— Eres una dragona. — Dijo de repente Expion con tono sombrío y levándose de forma desafiante.
— Valla, tenemos a un listillo aquí ¿Como lo supiste? — Dijo Kaiji con un tono burlón y sarcástico.
— Lo supe por el asqueroso olor que desprenden los tuyos — Dijo Expion devolviéndole la burla sin perder su postura desafiante enfadando a kaiji.
— Habla por ti asqueroso hibrido, hasta un humano podría sentir tu repulsivo olor a kilómetros de distancia — Dijo Kaiji poniéndose más seria de lo que ya estaba.

— (Lo que faltaba, de todos los clanes de los que podían escoger tuvieron que elegir al de los dragones). — Pensó Raven nervioso.
— (Como sigan así las cosas se pondrán muy feas) — Pensó Lurk preocupado.

— Al menos no soy un narcisista idiota con claras deficiencias mentales y cerebro de mosquito — Contradijo Expion enfadando más a Kaiji.
— Estúpido insolente, yo te enseñare a respetar a tus superiores — Dijo Kaiji furiosa mientras adoptaba una postura de combate y su guadaña era envuelta en llamas.
— ¿Respetar a mis superiores? No me hagas reír, sois vosotros quienes tendrían que respetarme a mí lagartijas de tierra. — Respondió Expion adoptando también una postura de combate mientras sacaba sus espadas y las envolvía en llamas.
Ambos se lanzaban miradas asesinas y sedientas de sangre dejando en claro el odio que sentían el uno por el otro, estaban a apunto de lanzarse a pelear, pero fueron interrumpidos por Lurk que se metió en medio de ambos.
— Calmaos un poco, recordad que tenemos una misión que cumplir y un dark angel que exterminar ¿Vale? — Les recordó Lurk claramente nervioso y con miedo de que eso no fuese suficiente y que esas acabaran siendo sus últimas palabras.
— Tiene razón. Exterminar al dark angel es más importante que encargarme de unas lagartijas súper desarrolladas como ustedes. — Dijo Expion después de unos segundos de silencio mientras guardaba sus espadas y se daba la vuelta haciendo que Kaiji se enfadara más, pero en vez de atacarle decidió devolverle el insulto.
— Si, la eliminación del dark angel es más importante que la de un hibrido bastardo como tú. — Dijo Kaiji haciendo que Expion se parara en seco mientras apretaba su puño derecho envolviéndolo en un extraño fuego que era de un negro muy intenso apenas perceptible por la oscura noche — ¿Q-qué rayos es eso? N-no puede… ser posible… ¿Fuego Negro? — Dijo Kaiji algo asustada debido a lo que veían sus ojos.
— Así es ¿Por qué crees que me llaman el guerrero del fuego oscuro? Pues porque domino el fuego negro. — Dijo Expion mientras se daba la vuelta y dirigía su mirada hacia Kaiji dejando ver sus ojos, sus verdaderos ojos, esos ojos que brillaban de un color rojo escarlata tan intenso como la sangre y su pupila rasgada que brillaba de un intenso color dorado, y que a pesar del casco y la oscuridad de la noche, resaltaban por la forma en que brillaban, provocando que todos, menos Dark que no se enteraba, sintieran miedo, en ese momento Expion siguió hablando — Déjame que te enseñe su esplendor. — Dijo mientras levantaba y abría su mano derecha acumulando aquel fuego que envolvía su palma, formando una esfera llameante cada vez más grande, esto provoco que Lurk saliera de en medio totalmente asustado.
— ¡Ay madre, yo me largo de aquí! — Dijo Lurk antes de meterse bajo tierra y aparecer atrás de Raven que estaba paralizado, Dark era la única que no comprendió nada hasta que vio aquella bola de fuego negro que no paraba de crecer hasta que alcanzo la altura de la roca en la que descansaban y empezó a asustarse.
— Ahora que lo recuerdo ¿Ustedes los dragones no estabais buscando este poder desde hace muchísimo tiempo? — Pregunto Expion con notable malicia, Kaiji no respondió — Pues en ese caso déjame que te lo muestre más de cerca. ¡Sol negro!
Después de decir eso, la gran esfera de fuego que estaba acumulando dejo de crecer y empezó a arder con fuerza mientras Expion comenzaba a caminar hacia Kaiji quien retrocedía asustada al verle acercarse, pero de repente sintió que alguien cogía su mano izquierda con fuerza impidiéndole avanzar. Furioso volteo su cabeza para ver quien era ese alguien y se sorprendió al encontrarse con unos asustados ojos violetas.
— Dark… — Dijo Expion sorprendido al ver que efectivamente era Dark quien le retenía a pesar del miedo y la inseguridad que reflejaban sus ojos, el cual aumento al ver los ojos de Expion que a pesar de su expresión de sorpresa seguían mostrando ansias de sangre y de muerte.
Esto hizo que Dark dudara y quisiera retroceder soltando un poco la mano de Expion, pero algo la hizo armarse de valor y diera un paso adelante.
— Expion ¿Qué te pasa? — Pregunto Dark con la voz todavía algo temblorosa — Se que soy nueva, pero hasta yo me doy cuenta de que desde que nos anunciaron esta misión no pareces tu mismo ¿Acaso este eres tú realmente? — Decía ella mientras la gran bola de fuego negro que Expion sostenía en su mano derecha desaparecía hasta apagarse por completo.

— Dark… yo… (Quien soy realmente…). — Pensaba Expion sin saber que decir hasta que el recuerdo de una voz vino a su mente — (“Expion nunca olvides quien eres realmente, ¿Vale amigo?”), (Pirz) — Recordó al momento que sus ojos volvían a ser los de siempre y bajaba su mirada ocultándolos con su casco — Kaiji Suji ¿Podrías guiarlos a todos al centro de la ciudad para que descansen un rato? — Articulo después de unos segundos de silencio, pero seguía con la mirada baja.
— Ah… si… eh… — Respondió Kaiji saliendo de la impresión en la que se encontraba — Ustedes vengan conmigo. — Dijo señalando a Dark, Lurk y Raven que la siguieran — (Me he salvado por las escamas, pero tendré que estar atenta, no me creo que se calmara así como así, pero igualmente de debo una a esa… sea lo que sea). — Pensaba Kaiji mirando a Dark mientras los encaminaba hacia la ciudad.

— Zero acompáñales — Ordeno Expion
— ¡Señor, si señor! — Bromeo Zero con voz de militar mientras volaba para alcanzar a los demás.
— Expion ¿Tú no vienes? — Pregunto Dark al darse cuenta de que Expion no se había movido de su lugar
Expion reacciono ante aquella pregunta.
— ¿Eh?... No… yo iré después, tengo que atender un asunto ante de ir con ustedes. — Respondió Expion ya calmado del todo.
— Pero ¿Cómo vas a guiarte? No conoces este lugar y… — Objetó Dark, pero se corto en medio de la frase por que Expion la interrumpió tapándole la boca con su dedo índice como si fuera una niña pequeña provocándole un leve sonrojo.
— Me guiare por vuestro aroma y además… no será difícil seguir el dulce olor de una gatita como tú entre tantos humanos. — Le dijo Expion susurrándole al oído en un tono calmado, pero que para Dark fue seductor, provocando que se sonrojara aun más.

— (Me ha llamado gatita… y ha dicho que tengo un olor dulce… me trata de una forma muy dulce… nunca antes me habían hablado o tratado de esa forma) — Pensaba Dark sonrojándose más de lo que ya estaba.
Expion se da cuenta de esto sin comprender que le pasaba a su compañera.
— Dark ¿Estas bien? ¿No me digas que pescaste un resfriado por la lluvia de ayer? — Dijo Expion quitándose un guante para colocar su mano en la frente de Dark para comprobar que no tuviera fiebre.
Este acto por parte de Expion provoco que Dark se pusiera más roja que un tomate.
— E… es… estoy bien… no… te… preocupes… — Dijo Dark antes de salir corriendo como alma que lleva el diablo alcanzando a sus compañeros que se acercaban a la ciudad dejando a un Expion solo y confundido.
Mientras tanto Lurk y Raven platicaban sobre lo que acababa de ocurrir.
— Oye ¿Qué crees que le ocurra a Dark? — Preguntaba Lurk quien veía a Dark caminar cerca de ellos con la cabeza agachada intentando ocultar el sonrojo de su cara con su cabello lo cual llamo su atención.
— Y yo que sé, para mí esa tipa es tan rara como Expion, ni siquiera sabemos a que clan pertenece. — Contesto Raven quien también miraba el estado de la nekomata sin darle mayor importancia — Y hablando de Expion ¿Por qué no viene con nosotros? — Pregunto Raven al fijarse de que el susodicho solo se quedaba en su lugar observándolos mientras se alejaban.
— ¿Raven no me digas que lo olvidaste? — Pregunto Lurk quien suspiro al ver la cara interrogante de su amigo — Recuerda que dentro de cinco días habrá luna llena y tú ya sabes que Expion empieza a necesitar cierto alimento y entonces le toca irse de caza. — Finalizo aclarando la duda de su compañero.
— Aaaah, ya me acuerdo, je, je, lo había olvidado — Dijo Raven llevándose una mano a su nuca.
— Enserio, cada día estas más tonto y olvidadizo — Dijo Lurk molestando a Raven quien al oír ese comentario bajo violentamente su brazo propinándole un fuerte codazo en la cabeza dejándole inconciente.
— Y tú más bocazas — Respondió Raven molesto mientras cogía a su compañero por la cola y lo arrastraba para seguir a los demás que ignoraron totalmente la situación.
Después de que todos se alejaran del lugar, Expion quien había permanecido inmóvil comenzó a moverse en dirección a la ciudad, pero en una dirección diferente a la que tomaron sus compañeros.
— Bien, hora de la caza — Dijo antes de empezar a correr hasta adentrarse en la ciudad saltando en los techos de las casas para no ser visto en busca de una presa.


Ok hasta aki el capitulo, dejen sus commentarios o tened por seguro que os visitare en la noche para daros un Expion-Chop en la cabeza y despues le llevare vuestras almas a Lucifer muajajajajajajajajaja (risa malvada + ida de olla). Es broma lo de las almas, pero no lo del Expion-Chop XD
P.D.: Que sepan que los Expion-Chop los doy o con la mano o con lo primero que tenga a mano.

Extra de la historia

En el estudio estaba todo a oscuras hasta que la luz volvió después de varios minutos.
— ¡Por fin! Ha vuelto la luz — Decía Expion desde la cabina de control.
— ¿Se puede saber por que se produjo el corte? — Decía Lurk algo enfadado.
— Parece que vuestro amiguito “cara de pescado” se acerco a la zona peligrosa del generador estando mojado — Dijo uno de los técnicos mientras detrás de él traían a lo que parecía ser un tiburón humanoide muy chamuscado y semiinconsciente.
— ¿Skar? — Dijo Raven al reconocerle — ¿Pero como ha podido ese estúpido llegar al generador? — Pregunto alterado.
— No lo sabemos, seguimos investigando el como lo hizo, le puedo asegurar que solo nosotros tenemos el código para acceder a la sala del generador — Explicaba otro técnico mientras intentaban despertar al susodicho que solo respondía cosas in entendibles como:
— ¿Mami eres tú? ¿Me viste? He brillado más que nuestro árbol de navidad. — Y otras tonterías como esas respondía Skar de forma muy tonta.
— Pos, esta bien jodido. — Dijo Raven al oír a su compañero — Expion ¿Crees que podamos prescindir de él un tiempo? — Pregunto.
— Bueno… tomando en cuenta que contratamos dobles para casos de extrema urgencia, supongo que si, podemos prescindir de él durante un tiempo… creo — Respondió Expion diciendo esto último en un susurro que solo él escucho.
— Vale. Ustedes llévenselo a la enfermería — Dijo Raven a los técnicos para que se llevaran a Skar.
— Bien supongo que ya podemos empezar con el programa — Dijo Expion antes de darse cuenta de que faltaba alguien — Dark ¿Dónde estas? — Pregunto mientras miraba para todos lados sin encontrarla.
— Estoy aquí — Respondió Dark desde detrás del escenario.
— Dark sal de una vez que ya vamos a empezar — Dijo Raven.
— ¡No pienso salir! — Grito Dark — ¡Mientras estaba la luz apagada alguien intento meterme mano! — Grito entre avergonzada y furiosa mientras Lurk se hacia el tonto sin que nadie se diera cuenta
— Lo que hay que aguantar — Dijo Raven llevándose una mano a la cabeza — Expion ¿Puedes intentar convencerla tú?
— ¿Y por qué tengo que ser yo? — Pregunto Expion sin entender.
— Por que todos saben que a ti te hace más caso — Respondió Raven.
— Vale, vale, pero mientras intento convencerla emitid el siguiente capitulo, puede que tarde un poco ya sabes como es de testaruda. — Dijo Expion mientras salía de la cabina de control y se dirigía hacia la parte trasera del escenario (“Expion sigue con su armadura puesta”).
— Ya le habéis oído emitid el siguiente capitulo — Dijo Lurk mientras uno de los técnicos se dirigía a la cabina de control y hacía bajar lo que parecía ser una pantalla de televisión gigante.
Al rato después de que la pantalla baja, seguía sin emitir nada por lo que Raven empezó a impacientarse.
— ¿Qué pasa con ese capitulo que no lo emiten? — Dijo Raven algo molesto.
El técnico salio de la cabina con cierto temor reflejado en su cara.
— Emm… creo que hay un problema con ese capitulo. — Dijo el pobre mientras una sonrisa nerviosa se asomaba en su cara.
— ¿Otro… problema? — Dijo Raven con un tic en su ojos derecho apunto de estallar de ira y destruirlo todo, pero se contuvo (“Al recordar que sus vidas, comida, viviendas, sustento y demás necesidades básicas para la vida dependían de ese trabajo y que además el autor de esta historia, ósea yo, lo aplastaría, masacraría y después mataría si hacia algo como eso ¿Verdad?” (sonrisa sádica XD)) — (Si) — Pensó nervioso, buen chico.
— ¿Y cual es el problema? — Pregunto Lurk al ver que su compañero se había quedado callado de repente y con una expresión de horror en su cara (“muajajajajajajaja” (risa maléfica)).
— Tal parece que con el corte se perdieron algunos datos… — Continuo el técnico un poco más calmado — y algunos de ellos son lo siguientes 5 capítulos por lo que tardaremos un tiempo en recuperarlos.
— Pues ya estas tardando, así que métete ahí dentro y ponte a trabajar. Ya te mandaremos a más para que te ayuden. — Dijo Raven quien se había recuperado del shock — Dos capítulos para iniciar un maldito programa… esto quedara muy mal en mí currículum — Dijo resignado por la cantidad de problemas que se habían acumulado. Gomen.
Inmediatamente el técnico se metió dentro de la cabina para empezar el trabajo mientras que el público se retiraba a la cafetería con servicio gratis hasta nuevo aviso, mientras los demás solo esperaban a que Expion lograra convencer a Dark para que saliera lo cual tomaría tiempo tomando en cuenta el carácter de Dark, y eso si es que no intentaba violarlo aprovechando que nadie los veía, ni oía.

Dragonfox Expion
Nihon nivel 1
Nihon nivel 1

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 17/02/2011
Edad : 24
Localización : En la cueva de la luna. Donde habitan las rosas negras

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi primera historia original. Kyaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ estoy más que emocionado.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 08:12


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.